Más de 250 personas realizan experimentos en la “Fiesta de la ciencia” del CNIO, durante la Noche Europea de los Investigadores 2022

El primer grupo de “científicos por un día” ya ha realizado su experimento. Emocionadas y curiosas, varias decenas de personas han extraído el ADN de un tomate, han visto distintos tipos de células con varias técnicas de microscopía, e incluso han podido observar cómo se investiga la estructura tridimensional de las proteínas, con técnicas físicas y computacionales”. Son los participantes del primero de los tres grupos que pasará hoy por el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) para celebrar con los científicos la Fiesta de la Ciencia que se celebra con motivo de la Noche Europea de los Investigadores e Investigadoras. Se trata de una cita de divulgación científica muy importante para el centro y en la que participa ya por décimo año consecutivo.

Entre las cinco de la tarde y las 11 de la noche, unas 250 personas de (casi) todas las edades, están pudiendo conocer el tipo de ciencia que se hace en el CNIO y su relevancia para el tratamiento del cáncer.

La coordinadora de la Dean’s Office del CNIO, organizadora de esta actividad, la jefa del Grupo de Melanoma Marisol Soengas, explica: “Para nosotros en el CNIO es una oportunidad magnífica para conectar directamente con la sociedad, para mostrar el lado más humano de quiénes somos, en qué trabajamos, y por qué”.  

Y cuenta su experiencia: “Llevamos ya 10 años celebrando la Noche Europea de los Investigadores e Investigadoras. Una de las mayores satisfacciones de este evento es la cara de ilusión de los participantes (niños y mayores) cuando entran en el CNIO, se ponen las batas y los guantes, y se convierten en científicos por un día. Me encanta también la sección del tú-a-tú: cuando se acercan y nos hacen preguntas. Que se emocionen al descubrir que detrás de la bata hay investigadores jóvenes que un día fueron chicos y chicas curiosos y que han podido llegar a un centro potente como el nuestro es muy satisfactorio”, relata esta investigadora. Lo que ella ve que les gusta más les a los niños de este encuentro es “cacharrear, coger tubos, muestras, soluciones, y descubrir que, si quisiesen, ellos y ellas también podrían investigar en el futuro”, añade Soengas.

Como novedad de este año, se muestra a los asistentes en directo, por videoconferencia interna, instalaciones del centro a las que normalmente no accede el público, como la sala de cultivos celulares y algunos laboratorios.

“Este día hacemos un ejercicio de toma de contacto con la sociedad, con la imagen que proyectamos, con la idea que la gente tiene de nosotros y sobre todo con lo que esperan de nosotros. Este es un día en el que salimos de nuestro mundo, en el que a veces perdemos el foco, que son las personas, su salud, su calidad de vida. Y resurge el sentido de responsabilidad y la gratitud por hacer un trabajo tan bonito cada día. Y tan reconocido, eso se nota, y da mucha energía” relata la coordinadora del evento, Ana Cuadrado, investigadora del Grupo de Dinámica Cromosómica.

“Para mí es sin duda uno de los mejores días del año”, prosigue la científica. “Es un día en el que los índices de impacto de las revistas científicas dejan de ser la meta final, y vuelve a serlo la curiosidad, la búsqueda común de soluciones a problemas que son importantes porque nos importan a todos; y el ver las nuevas generaciones, cuánto disfrutan, cuánto preguntan, cuánto se sorprenden. Ver en qué buenas manos va a estar la ciencia de las próximas generaciones”. A los niños, según dice Cuadrado, se les ve disfrutar manipulando todo, vestidos con sus batas “y se les ocurren muchísimas preguntas, algunas increíblemente buenas”, asegura.

Y es que el objetivo de la actividad es alimentar el interés por la ciencia en general, combatir los estereotipos asociados a quienes se dedican a ella y mostrar en qué consiste la investigación del cáncer en el CNIO.

En la pasada convocatoria, en 2021, más de 300 personas se inscribieron para realizar este experimento de forma virtual, desde sus casas, guiadas por un equipo del CNIO.

La Noche Europea de los Investigadores e Investigadoras es una iniciativa de la Unión Europea para divulgar la importancia del conocimiento científico que se celebra simultáneamente en 350 ciudades europeas. En Madrid está promovida por la Consejería de Ciencia, Universidades e Innovación y coordinada por la Fundación para el Conocimiento madri+d. El Proyecto está financiado por la Unión Europea dentro del Programa de Investigación e Innovación Horizonte 2020 –acciones Marie Sklodowska-Curie–.

En el CNIO, la jornada se enmarca dentro de la estrategia de divulgación del Centro a través de la Dean’s Office, junto con el Programa de Formación del CNIO.

Sobre el CNIO

El Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) es una institución española dedicada a la investigación, el diagnóstico y el tratamiento del cáncer, que dirige la científica Maria A. Blasco. El CNIO ha obtenido, por tercera vez consecutiva, la acreditación de Centro de Excelencia Severo Ochoa; está situado en séptimo puesto entre los mejores centros monográficos de investigación del cáncer del mundo (según el informe Scimago; Nature Index), así como en el primer puesto a nivel europeo.

“La inmunoterapia es hoy una de las grandes promesas contra el cáncer”, resalta Maria A. Blasco con motivo del Día Mundial de la Investigación en esta enfermedad

“La investigación de hoy serán los tratamientos del mañana”, afirmó la directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), Maria A. Blasco. “Los tratamientos actuales vienen de la investigación de hace 15 o 20 años, y un ejemplo de ello es la inmunoterapia”. Es necesario “apoyar la investigación del cáncer para que la palabra cáncer deje de dar miedo, y esto será cuando se puedan curar todos los tipos de cáncer”, prosiguió.

Blasco ha participado en el acto organizado por el CNIO, centrado en el tema Inmunoterapia: logros y retos del último gran avance contra el cáncer y celebrado hoy en CaixaForum (Madrid), con el apoyo de la Fundación La Caixa.

La jornada, que conmemora el Día Internacional de la Investigación contra Cáncer, ha incluido sendas ponencias de Luis Paz-Ares, jefe de la Unidad de Investigación Clínica de Cáncer Pulmón Hospital 12 de octubre-CNIO y de Antonio Pérez-Martínez, jefe del Servicio de Oncología Hemato-Oncología Infantil del Hospital Universitario La Paz de Madrid.

En la mesa redonda posterior han participado también el subdirector General de Servicios Aplicados, Formación e Investigación, Instituto de Salud Carlos III, Miguel Calero; y José Ruiz, alcalde del Ayuntamiento de Torreperogil (Jaén), una Institución Amiga del CNIO. El acto ha sido presentado de manera altruista por la periodista Cristina Villanueva. La coordinadora en Madrid del área de Investigación en Salud de la Fundación La Caixa, Sonia Vidal, ha destacado el compromiso de esta institución con el trabajo que se hace en el CNIO.

El oncólogo Luis Paz-Ares, empezó su intervención con una cita del Nobel Severo Ochoa: “Si generamos conocimiento relevante, alguien vendrá que le sacará fruto”. De hecho, “la inmunoterapia es un ejemplo muy bueno de ello: hace 15 años, yo pensaba que la inmunoterapia tenía muy poco recorrido en cáncer. Afortunadamente se ha investigado los mecanismos por los que los tumores son capaces de escapar al control de las defensas del organismo, y eso ha redundado en que, a día de hoy, tengamos terapias que han cambiado la vida de muchas pacientes”.

“En 30 años hemos doblado la supervivencia al cáncer”, ha añadido Paz Ares. “La investigación de hoy tiene resultados seguros para muchos pacientes del mañana, pero también para pacientes hoy, mediante los ensayos clínicos”.

Sin tabaco y con mejor dieta la mortalidad bajaría un 50%

Hay mucho que podemos hacer para disminuir el sufrimiento por cáncer, según este oncólogo: “Reducir la incidencia evitando el tabaquismo, que si no existiera en este país se reduciría más de un 30% la mortalidad por cáncer de pulmón; haciendo más ejercicio, comiendo menos carne roja, menos parrilla con partes quemadas, hacer más una dieta más sana. Si lo hiciéramos la mortalidad se reduciría a la mitad”.

Paz Ares resalta la importancia del diagnóstico precoz: “si diagnosticáramos todos los cánceres de pulmón cuando miden menos de un centímetro se curaría más del 90%”. Y ha aludido a la posibilidad de hacer pruebas de detección precoz a personas de alto riesgo, como grandes fumadores que cumplan ciertos criterios: “diagnosticaríamos más cánceres en estado precoz y disminuiría la supervivencia al menos en un 25%, lo que esperamos que se financie mediante la Estrategia Nacional del Cáncer”.

“Comprender por qué algunas veces el tumor se escapa de las defensas de nuestro organismo nos ha permitido desarrollar nuevas terapias”

Luis Paz-Ares ha resaltado el valor de implicar a las defensas naturales del organismo en el tratamiento contra el cáncer: “Hemos aprendido en los últimos años que el tumor, aparte de tener problemas porque la célula adquiere mutaciones, tiene el segundo problema de que las defensas del organismo no están haciendo su trabajo. Lo normal es que nuestras defensas detecten y aniquilen el tumor cuando aún es incipiente, pero algunas veces el tumor escapa a esas defensas. Comprender cómo lo consigue nos ha permitido desarrollar nuevas terapias”.

El cáncer pediátrico es un problema muy distinto del cáncer en adultos, ha explicado el también oncólogo Antonio Pérez-Martínez. Su incidencia es del 0,5% en España, muy inferior a la del cáncer adulto. Se detectan 300.000 casos en el mundo cada año en niños cáncer, mientras que esta misma es la cantidad de casos que se detectan al año de cáncer en adultos solo en España. “No tiene nada que ver los cánceres en adultos, relacionados con el envejecimiento, con los que se dan en niños, relacionados con el proceso biológico opuesto: el desarrollo”.

“El cáncer es la primera causa de mortalidad infantil por enfermedad en los países desarrollados”

“El niño está en continuo desarrollo y sabemos muy poco del cáncer en esas edades porque se ha invertido muy poco en investigación”, añadió este oncólogo pediátrico. “Necesitamos conocer que, a pesar de que los niños tienen una gran respuesta a los tratamientos convencionales, a día hoy el cáncer sigue siendo la primera causa de mortalidad infantil por enfermedad en los países desarrollados.

“Hay que hacer un plan estratégico nacional y regional sobre el cáncer pediátrico. Hoy celebramos el día de la investigación del cáncer pero también el mes de la sensibilización hacia el cáncer pediátrico”, señaló Pérez-Martínez. Es un tipo de cáncer, además, en el que no es posible hoy la prevención asociada a hábitos vitales: los cánceres en niños no se relacionan ni con el tabaquismo ni con factores como la dieta. La inmunoterapia, sin embargo, es también una estrategia muy prometedora en el cáncer pediátrico.

Según Maria A. Blasco “hay que investigar en absolutamente todos los aspectos de la vida, al final las células cancerígenas son células vivas que están en contacto con nuestro organismo, y entender la vida a nivel molecular es lo que nos va a dar nuevas vías para luchar contra el cáncer, pero también para detectarlo de manera temprana y para prevenirlo”. La directora del CNIO también insistió en la importancia “de la investigación fundamental o básica porque de ahí es de donde salen las ideas que van a dar lugar a los nuevos tratamientos y un ejemplo de ello es el caso de la inmunoterapia”.

El subdirector general de Servicios Aplicados, Formación e Investigación del Instituto Carlos III, Miguel Calero, recordó que “se han financiado en los últimos años con 192 millones de euros a la investigación biomédica y el Instituto Carlos III ha destinado 240 millones en la última década”. Pero “hay que aumentar este apoyo concienciando a todos de que no es un gasto sino una inversión”, concluyó.

Por su parte, el alcalde del Ayuntamiento de Torreperogil, José Ruiz, explicó el motivo de que su municipio sea socio de la iniciativa filantrópica Amigos del CNIO: “A nadie le es ajeno el problema del cáncer, hemos visto su cara dura pero también la cara amable de la curación y para seguir viendo esta última tenemos que confiar en la investigación”.

Este municipio quiere crear una Red de Ayuntamientos de Amigos del CNIO, según ha anunciado hoy su alcalde, quien ya ha hecho sus cálculos: “Si los 8.000 municipios que hay en España aportaran 1.000 euros al año a la investigación del cáncer, una cantidad que es mínima para el presupuesto de un ayuntamiento, reuniríamos un millón de euros para apoyarla”.

280.000 nuevos casos de cáncer a lo largo de este año

La mortalidad por cáncer en España ha experimentado una fuerte disminución en las últimas décadas, una tendencia que, según recoge el último informe de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), se debe entre otros factores a las campañas de prevención y de diagnóstico precoz, a los avances terapéuticos y, en varones, al descenso del tabaquismo.

Pero el cáncer sigue siendo una de las principales causas de morbi-mortalidad en España y en todo el mundo. De hecho, su incidencia va en aumento por el envejecimiento de la población; la exposición a factores de riesgo −tabaco, alcohol, contaminación, obesidad y sedentarismo, entre otros−; y el aumento de la detección precoz en algunos tipos de cáncer, como colorrectal, mama, cérvix o próstata.

Se estima que en 2022 habrá 280.101 nuevos casos de cáncer en España, 160.066 en hombres y 120.035 en mujeres, según el informe Las cifras del cáncer en España 2022. Y los más frecuentes van a ser los de colon, recto, mama, próstata y pulmón. Solo la prevención y la investigación, que van de la mano, pueden hacer que estas cifras caigan en picado en los próximos años y décadas.

Eva Orúe: “La perspectiva de género no es excluir; es incluir miradas nuevas”

“Si crees que te gusta lo que has elegido y que vales, persevera”. Es el consejo de la directora de la Feria del Libro de Madrid, Eva Orúe, a las jóvenes que dan sus primeros pasos profesionales. “A menudo nos imponen decisiones que no habíamos pensado adoptar. Probablemente las mujeres tenemos una manera de hacer diferente, que no es mejor ni peor, y cuando entras en un universo mayoritariamente masculino no tienes que adaptarte a otras condiciones. La mejor manera de trabajar es adoptando lo mejor de cada universo. La perspectiva de género no es excluir otras miradas, es incluir miradas nuevas. Mi mirada necesariamente es distinta de la de mi predecesor en el cargo, porque mi experiencia vital es diferente. Mi consejo es que no te dejes imponer la mirada”.

Eva Orúe, la primera mujer en acceder a la dirección de la Feria del Libro de Madrid en sus más de 80 años de historia, ha impartido hoy, en la sede del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), la charla Feria del Libro de Madrid: apocalípticos e integrados se encuentran en El Retiro, invitada por la Oficina de la Mujer en la Ciencia del CNIO (WISE).

Nacida en Zaragoza en 1962, Orúe tiene una extensa trayectoria como periodista. Ha trabajado en prensa, radio y televisión, tanto en secciones y programas informativos como en magazines. “Cuando era corresponsal”, recuerda, “todas las mujeres corresponsales estábamos solteras, mientras que los hombres eran enviados por sus medios con sus familias; es evidente que había una diferencia”.

Orúe ha sido corresponsal en Reino Unido, Francia y Rusia, y, posteriormente, tertuliana habitual en numerosas cadenas de radio.

Hasta su nombramiento como directora de la Feria del Libro de Madrid, en enero de 2022, codirigía Ingenio de Divertinajes, una agencia de comunicación y contenidos desde donde ha trabajado con autores, editoriales y librerías, también con instituciones y ONG.

Poner cara a la feria

“La Feria del Libro de Madrid tiene, y tenía ya, una excelente imagen como evento cultural. Pero a la feria le faltaba que se le pusiera cara”, afirma su directora. “Si la gente conoce a los directores de periódicos, también puede saber quién dirige la Feria del Libro; que sea alguien a quien se dé voz cuando pasa algo relacionado con la literatura, alguien que está con los autores y con los libros a diario. Hemos querido presentar una feria alegre, acogedora, que es capaz de renovarse y trabajando en red y con otras instituciones de la ciudad”.

Eva Orúe no se esperaba su nombramiento, según ha contado también en su charla en el CNIO. Se presentó al puesto porque un amigo la animó y contaba con “aprender mucho” solo con presentarse, pero no esperaba ganar. También la pilló por sorpresa la repercusión del hecho de que fuera la primera mujer en el cargo.

“La lectura es alegría”, reivindica. Un mensaje que casa con eso que ella quiere conseguir: “Una feria diversa, que atraiga también a los que no leen habitualmente y a quienes no suelen visitarla”. Menciona especialmente a inmigrantes y a adolescentes. “Es un reto porque la feria ha trabajado el público infantil, pero no el de 14 a 18 años, y nuestro objetivo es meternos en los institutos de secundaria organizando actividades para ellos”.

En referencia al título de su charla en el CNIO -inspirada en la obra de Umberto Eco Apocalípticos e integrados-, Orúe, afirma que ella es “integradora”: “Defiendo que a la feria que vengan autores que son youtubers e instagramers, que vengan porque a los libros se entra por varias puertas, y los influencers pueden ser una”.

Durante su conferencia repasó la evolución del mercado editorial español y aludió a uno de sus misterios: no leemos (35,6% no lee libros nunca), pero somos de los países que más publicamos (7.ooo títulos al año, aunque la tirada media es muy baja, 3.590 ejemplares). Otros datos: “La última edición de la feria ha sido un éxito enorme de visitas (3,1 millones de personas la visitaron)”.

Orúe, quien defendió a las librerías “que hacen barrio por la gran función social que tienen”, es autora de varios libros: Rusia en la encrucijada, Historias de miopes, Locas por el fútbol o Padres e hijos, todos escritos en colaboración con Sara Gutiérrez; y La segunda oportunidad, escrito en solitario.

 “A los chavales que les gusta leer, el papel les proporciona una experiencia sensorial diferente”

La vida digital de los jóvenes no ha ahogado su capacidad de lectura, según afirma la directora de la Feria del Libro de Madrid: “A los chavales que les gusta leer, el papel les proporciona una experiencia sensorial diferente. Tiene que ver, creo yo, con que los géneros que les gustan, como el cómic o el manga, no tienen una buena traducción al mundo electrónico, se puede leer, pero no es lo mismo”.

“Además, cuando vas a una feria del libro o a unos grandes almacenes porque tu autor favorito está firmando libros, tú quieres que te firme y en los libros electrónicos todavía no se firman”, explica Eva Orúe. “Es verdad que los jóvenes leen más literatura en papel que los mayores. Y es que al final elegimos el formato en función de nuestras necesidades particulares, si viajas mucho o si lees en otros idiomas, quizás te inclinas más por el libro electrónico”.

También hay algo de fetichismo en esta inclinación por el papel, dice Orúe: “Harry Potter te lo lees en papel y, además, te gusta ver tus libros en la estantería de su cuarto. Hay un componente de fetichismo en tener el libro y, en el caso de las sagas, de verlos todos. Y no nos damos cuenta, pero el libro electrónico no es nunca nuestro”.

Investigadores del CNIO descubren mecanismos clave para mejorar la regeneración intestinal y paliar los efectos secundarios de la radioterapia

El intestino es muy susceptible y se ve afectado por las duras condiciones provocadas por agentes que alteran el ADN, como la radiación y la quimioterapia, durante el tratamiento del cáncer. Por ejemplo, muchos pacientes con tumores en la cavidad gastrointestinal reciben radioterapia, un tratamiento que muchas veces también daña el intestino sano y afecta a su capacidad de regeneración. Por eso es muy importante entender bien cómo se produce la regeneración del epitelio intestinal, un proceso clave cuyos mecanismos celulares y moleculares todavía no se conocen en su totalidad.

Investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) han descubierto ahora uno de los mecanismos celulares y moleculares esenciales para la regeneración del epitelio intestinal. Es un hallazgo que sienta las bases para estimular este proceso si falla, y para preservarlo ante la radioterapia o quimioterapia.

Según muestra el nuevo resultado, lo que incita a las células madre intestinales a regenerar la mucosa depende de la comunicación entre diferentes tipos de células en el tejido epitelial. Los investigadores han encontrado además una forma de intervenir en esta comunicación, y mejorar así la regeneración.

El trabajo se publica en Journal of Experimental Medicine. Está liderado por el jefe del Grupo de Factores de Crecimiento, Nutrientes y Cáncer del CNIO, Nabil Djouder, y cuenta con Almudena Chaves-Pérez y Karla Santos-de-Frutos como primeras autoras.

El grupo lleva años investigando cómo mejorar la regeneración de varios órganos —particularmente del hígado y de la mucosa intestinal—, y paliar así los efectos de la radioterapia. Sus hallazgos en este periodo han sido publicados en revistas de alto índice de impacto.

‘Fascinante’ comunicación celular a cuatro bandas

“La regeneración del epitelio intestinal es muy importante en el funcionamiento del intestino”, explica Djouder. “Hasta ahora sabíamos que la promueven potentes factores mitogénicos –proteínas–, que estimulan la proliferación de las células madre intestinales; pero desconocíamos cómo se regulan estos factores”.

El estudio actual apunta a que –inesperadamente para los investigadores– son las células progenitoras implicadas en regenerar la mucosa epitelial las que modulan la producción de los factores mitogénicos.  El proceso es el siguiente: cuando se produce un daño grave, la lesión de las células progenitoras conduce a la inflamación del tejido; esto frena la producción de factores mitogénicos y, en consecuencia, la proliferación de células madre y la consiguiente regeneración de la mucosa.

“Para nosotros es una novedad esta comunicación entre, al menos, cuatro tipos celulares distintos: las células progenitoras, que se diferencian para formar la mucosa epitelial; las células que secretan los factores mitogénicos; las células inflamatorias; y las células madre intestinales en sí mismas”, afirma Djouder. “Esta comunicación debe estar muy bien controlada, para que el tejido responda adecuadamente a las agresiones”.

“Que las células progenitoras se comuniquen con las células inflamatorias y coordinen la tasa de proliferación de las células madre intestinales es fascinante”, añade.

Djouder pone especial énfasis en la nueva función que, según han observado, tienen las células progenitoras: “Nuestro estudio sugiere que las células progenitoras no son simples espectadoras en el proceso de regeneración epitelial, sino que tienen un papel activo y de gran importancia en las decisiones que toman las células madre intestinales en la regeneración. Las células progenitoras explican a las células madre intestinales cuándo y cómo dividirse, y por consiguiente, controlan su auto regeneración”.

Reducir efectos secundarios de la radioterapia

¨Este estudio nos ha permitido entender mejor la cooperación celular, con el fin de abrir puertas a la reducción de efectos adversos en los tratamientos tradicionales contra el cáncer”, dicen Chaves-Pérez y Santos-de-Frutos, primeras autoras de este trabajo.

El grupo ha confirmado también resultados observados en trabajos anteriores: el oncogén c-MYC tiene un papel fundamental en la regeneración. Debido al daño producido por la radiación, y al incremento de c-MYC en las células progenitoras, aumenta la inflamación en el intestino y se reducen los niveles de proteínas mitogénicas; sin embargo, eliminando o inhibiendo c-MYC el proceso se revierte: la inflamación se reduce, aumentan los factores mitogénicos y mejora la regeneración intestinal durante el daño grave.

“Nuestros datos muestran un papel inesperado de las células progenitoras en el control de las señales inflamatorias y de la producción de factores mitogénicos, esenciales para mantener la proliferación de las células madre intestinales y la regeneración del tejido”, escriben los autores.

El hallazgo, afirman, supone abrir una nueva vía en la investigación de cómo contrarrestar los efectos secundarios de agentes genotóxicos como la radiación o la quimioterapia utilizados durante el tratamiento del cáncer gastrointestinal.

El trabajo ha contado con financiación del Ministerio de Ciencia e Innovación, el Instituto de Salud Carlos III, el Fondo Europeo para el Desarrollo Regional, la Comunidad de Madrid y la Asociación Española Contra el Cáncer. Santos-de-Frutos cuenta con una Ayuda Predoctoral de la Asociación Española Contra el Cáncer en Madrid.

Artículo de referencia:

Transit-amplifying cells control R-spondins in the mouse crypt to modulate intestinal stem 2 cell proliferation. Almudena Chaves-Pérez1, Karla Santos-de-Frutos et al. (Journal of Experimental Medicine).

DOI: 10.1084/jem.20212405

Desvelada la estructura de la proteína RAF1, un paso clave para crear nuevos fármacos contra el cáncer de pulmón

El desarrollo de fármacos contra los oncogenes KRAS es uno de los principales retos en oncología. Estos oncogenes -genes que cuando adquieren una mutación provocan cáncer- son responsables de la cuarta parte de todos los tumores humanos, incluyendo los tres tipos tumorales con mayor mortalidad: el adenocarcinoma de pulmón, el carcinoma colorrectal y el adenocarcinoma ductal de páncreas.

A pesar de que los oncogenes KRAS fueron descubiertos por el grupo de Mariano Barbacid hace ya cuatro décadas, el primer fármaco contra ellos -Sotorasib, Amgen- solo ha sido aprobado en EEUU hace poco más de un año. Pese a la importancia de este hito, el impacto clínico de Sotorasib es limitado, pues solo actúa contra tumores portadores de una de las múltiples mutaciones presentes en los oncogenes KRAS. Además, los pacientes tratados con este fármaco desarrollan resistencias a los pocos meses de tratamiento. 

Estructura de RAF1/ CNIO

RAF1 y el adenocarcinoma de pulmón

Más allá del desarrollo de fármacos contra KRAS, una de las áreas de investigación más activas en este momento consiste en identificar inhibidores de proteínas, como RAF1, responsables de transmitir las señales oncogénicas de KRAS. 

En este sentido, el laboratorio de Mariano Barbacid, utilizando modelos de ratón genéticamente modificados que reproducen fielmente los adenocarcinomas de pulmón humanos, demostró hace cuatro años que la eliminación de la proteína RAF1 inducía la regresión de la mayoría de los tumores sin causar toxicidades significativas.

Objetivo: degradar RAF1

Estas observaciones han generado un enorme interés en conseguir fármacos capaces de degradar RAF1. Los resultados publicados hoy en la prestigiosa revista Molecular Cell abren una ventana de oportunidad para diseñar degradadores de RAF1 que, bien por sí solos o en combinación con inhibidores de KRAS, puedan generar un importante efecto terapéutico en pacientes con adenocarcinoma de pulmón inducido por oncogenes KRAS.

La determinación de la estructura tridimensional de RAF1 es un paso clave en ese objetivo, porque pone al descubierto las partes de la proteína a las que un fármaco podría anclarse químicamente, y promover su destrucción por parte de la maquinaria celular (la célula tiene mecanismos de limpieza que se ocupan de degradar las proteínas que considera defectuosas o inútiles). 

Los principales investigadores responsables de este trabajo han sido Sara García-Alonso, del CNIO, y Pablo Mesa, del grupo de Biología Molecular y Estructural de la Universidad de Copenhague.

“La información que proporciona este estudio abre un abanico de opciones para desarrollar fármacos que consigan degradar RAF1”, señala García-Alonso. “Se abre ahora una ventana de oportunidad para diseñar degradadores de RAF1 con un importante efecto terapéutico en pacientes con adenocarcinoma de pulmón inducido por oncogenes KRAS”. 

Financiación

El grupo de Barbacid ha sido financiado principalmente por la Fundación CRIS contra el Cáncer, la Asociación Española Contra el Cáncer y el AXA Research Fund, así como por fondos públicos del Ministerio de Ciencia y del Consejo Europeo de Investigación (ERC, siglas en inglés). Sara García-Alonso disfruta actualmente de un contrato postdoctoral de la Asociación Española Contra el Cáncer.

Artículo de referencia:

Structure of the RAF1-HSP90-CDC37 complex reveals the basis of RAF1 regulation, Sara García-Alonso, Pablo Mesa et al. (Molecular Cell, 2022)  

DOI: 10.1016/j.molcel.2022.08.012

El CNIO anuncia un programa de ‘artistic residences’ para que jóvenes artistas convivan medio año con la ciencia del cáncer

El Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) convoca la primera edición de CNIO Artistic Residences, un programa que brinda a artistas jóvenes, o que se encuentren en la etapa intermedia de su carrera, la posibilidad de convivir durante medio año con el personal investigador del CNIO, y conocer así de cerca el afán de los científicos y científicas por hacer avanzar la investigación contra el cáncer. 

El objetivo es que la o el artista seleccionado halle puntos de convergencia con la investigación en el CNIO, y nuevas vías de inspiración. Los beneficios de la posible venta de la obra creada durante esta estancia revertirán en proyectos científicos del centro.

CNIO Artistic Residences, organizado con el apoyo de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT), parte de CNIO Arte, la iniciativa pionera que promueve la relación entre arte y ciencia lanzada por el CNIO hace ya cinco años. Ambos programas, CNIO Artistic Residences y CNIO Arte, se basan en la idea de que ciencia y arte pueden inspirarse mutuamente, y son productos de la mente humana igualmente indispensables para interpretar el mundo. 

Para artistas en mitad de su carrera y residentes en España

La convocatoria de la primera edición de CNIO Artistic Residences permanecerá abierta hasta el 31 de octubre. Como se explica en las bases, podrán presentarse todas aquellas personas mayores de edad y residentes en España que demuestren tener una trayectoria o proyecto artístico en cualquier disciplina dentro de las artes visuales. No se aceptarán solicitudes de colectivos o equipos artísticos. El jurado valorará la posible relación previa de los candidatos con la ciencia y la biología molecular. 

El artista seleccionado en cada edición recibirá 6.000 euros para la creación de la obra u obras, y tendrá cubiertos los gastos de traslado y estancia.  Su nombre se publicará en la web y redes sociales del CNIO en enero de 2023. Se incorporará al CNIO en marzo de 2023.

Las creaciones fruto de CNIO Artistic Residences podrán ser expuestas en el CNIO y en los eventos de instituciones implicadas en el proyecto. En caso de su venta los beneficios irán destinados íntegramente a financiar la investigación que se realiza en el CNIO.

El CNIO y el arte

El CNIO tiene ya una relación consolidada con el mundo del arte a través de CNIO Arte, un programa organizado con la ayuda de la Fundación Banco Santander. Cada edición anual de CNIO Arte pone en contacto a científicos y artistas de primera fila internacional y culmina con la exposición de la obra creada por el artista para la ocasión. Los beneficios de su venta se destinan a la investigación en el CNIO a través de la iniciativa de filantropía Amigos/as del CNIO. Además, en las dos últimas ediciones las obras han sido expuestas en la feria de arte contemporáneo de Madrid ARCO, en la que el CNIO ha contado con un estand propio.

Boletín Amigos/as del CNIO 43

Descubierto un ‘punto débil’ que vuelve vulnerables a tumores resistentes a muchos fármacos

Uno de los grandes retos en cáncer es entender por qué hay pacientes que no responden a los tratamientos. En algunos casos, los tumores presentan lo que se conoce como multi-resistencia, lo que limita sensiblemente las opciones terapéuticas para los pacientes. Investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) han descubierto una de las causas de la multi-resistencia a fármacos, y una estrategia potencial para combatirla. Es un trabajo principalmente basado en líneas celulares −por tanto, aún lejano de la clínica−, que se publica en EMBO Molecular Medicine.

Nuestro resultado “explica por qué en algunos tumores no funcionan muchas de las terapias habituales, y a la vez identifica el punto débil de estos cánceres resistentes”, explica Óscar Fernández-Capetillo, jefe del Grupo de Inestabilidad Genómica del CNIO y principal autor de esta investigación. “Ahora sabemos que esa vulnerabilidad se puede explotar empleando fármacos que ya existen”. 

Según muestra el estudio, las mutaciones que inactivan la función de un gen concreto, el FBXW7, “reducen la sensibilidad a la gran mayoría de las terapias disponibles” −escriben los autores−, y “a la vez vuelven vulnerables las células del tumor a la acción de un tipo concreto de fármacos: aquellos que activan la “respuesta integrada al estrés” (ISR, siglas en inglés). 

Una mutación muy habitual en cánceres humanos

“FBXW7 es uno de los diez genes más frecuentemente mutados en los cánceres humanos”, y se asocia a “una mala supervivencia en todos ellos”, añaden los autores. 

El estudio empezó con la búsqueda de mutaciones que generasen resistencia a agentes antitumorales como el cisplatino, el rigosertib o la luz ultravioleta, utilizando la tecnología CRISPR en células madre de ratón. Las mutaciones en el gen FBXW7 emergieron enseguida, sugiriendo que dicha mutación podría conferir multi-resistencia. El análisis bioinformático de bases de datos como la Cancer Cell Line Encyclopedia (CCLE), con información sobre la respuesta de más de un millar de líneas celulares de cáncer humano a miles de compuestos, confirmaban que las células mutantes FBXW7 son resistentes a la mayoría de los fármacos disponibles en este conjunto de datos. 

Independientemente de las mutaciones, análisis adicionales en el Cancer Therapeutics Response Portal (CTRP) revelaron que niveles reducidos de expresión de FBXW7 estaban también asociados a una peor respuesta a la quimioterapia −los autores sugieren, de hecho, usar los niveles de FBXW7 como biomarcador para poder predecir la respuesta del paciente a los fármacos−.

Sin FBXW7 las mitocondrias se estresan

Establecida la relación entre déficit de FBXW7 y multi-resistencia, los investigadores buscaron su causa. La hallaron en las mitocondrias, los orgánulos de la célula implicados en el metabolismo y la respiración celular.

Las células deficitarias en FBXW7 mostraban un exceso de proteínas relacionadas con las mitocondrias, algo que previamente ya se había visto asociado a la resistencia a fármacos. Un análisis detallado de estos orgánulos reveló además que las mitocondrias de estas células multi-resistentes parecían sometidas a mucho estrés.

Un antibiótico eficaz contra células tumorales

Este último dato se revelaría clave para poder identificar estrategias que superasen la resistencia a fármacos de las células con mutaciones en FBXW7. Las mitocondrias son el remanente de antiguas bacterias, que hace miles de millones de años se fusionaron con células eucariotas primitivas; y si los antibióticos atacan bacterias, ¿podría un antibiótico matar una célula cancerígena demasiado rica en mitocondrias?

En el pasado ya se habían identificado propiedades antitumorales en ciertos antibióticos, pero se trataba de casos aislados y por ello potencialmente atribuibles a mutaciones individuales −desconocidas− de los pacientes. Fernández-Capetillo y su grupo demuestran que, en efecto, el antibiótico tigecycline es tóxico para las células deficitarias en FBXW7, lo que abre una nueva vía de investigación para hacer frente a la multi-resistencia.

Fármacos que actúan exacerbando el estrés

Pero probablemente más relevante aún es el hallazgo de por qué este antibiótico tiene propiedades antitumorales. Los autores del trabajo ahora publicado muestran que la tigecyclina mata a las células mediante la hiperactivación de la respuesta integrada al estrés (ISR), y demuestran además que otros fármacos capaces de activar la ISR son también tóxicos para las células con mutaciones en FBXW7. 

Cabe resaltar que muchos de estos fármacos activadores la ISR son terapias oncológicas de uso clínico común hoy en día, y que hasta ahora se asumía que funcionaban por otros mecanismos. Sin embargo, el presente trabajo revela que parte de su eficacia antitumoral se debe a su efecto en activar la ISR.

“Nuestros estudios, sumados a otros recientes, indican que activar la ISR podría ser una manera de superar la resistencia a la quimioterapia. Sin embargo, queda mucho por hacer. ¿Qué fármacos son los que mejor y más activan a la ISR? ¿Qué pacientes son las que más se beneficiarían de esta estrategia? Tratar de dar respuesta a estas preguntas es a lo que pretendemos dedicarnos en el futuro inmediato”, apunta Fernández-Capetillo. 

El trabajo ha contado con financiación del Ministerio de Ciencia e Innovación, la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) y la Fundación “La Caixa”, entre otros.

Artículo de referencia: Activation of the Integrated Stress Response is a vulnerability for multidrug resistant FBXW7-deficient cells, Laura Sanchez-Burgos et al. (EMBO Molecular Medicine) DOI: 10.15252/emmm.202215855

El CNIO lanza nueve nuevos contratos de investigación contra el cáncer gracias a la iniciativa ‘Amigos del CNIO’

El Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) convoca nueve nuevas plazas para contratos de investigadores/as del cáncer, gracias a la financiación recibida a través de la plataforma filantrópica Amigos/as del CNIO.

El número de ayudas para este Programa Internacional de Contratos Amigos/as del CNIO, altamente competitivo, continúa aumentando. Así, en 2022, serán nueve los/as científicos/as que durante dos años realizarán su estancia postdoctoral en el Centro para llevar a cabo proyectos punteros de investigación del cáncer. 

El cáncer sigue siendo una de las principales causas de muerte en el mundo. La Sociedad Española de Oncología calcula que, en España, que durante 2022 se diagnosticarán más de 280.100 nuevos casos. La supervivencia está aumentando en todo el mundo gracias a la prevención y al desarrollo de nuevos tratamientos, pero todavía hay tipos tumorales que presentan un desafío para investigadores y oncólogos. La investigación es crucial para conseguir revertir las cifras de fallecimientos.

Donaciones convertidas en contratos para investigar el cáncer

Amigos/as del CNIO es una iniciativa del CNIO puesta en marcha a finales de 2014 para acercar la investigación del cáncer a la sociedad y fomentar la filantropía como fuente de financiación adicional para el centro.

Ocho años después, la comunidad reúne a más de 2.300 donantes, entre particulares, empresas y asociaciones, que, con su generosidad, han recaudado más de tres millones de euros. El Programa Internacional de Contratos Amigos/as del CNIO se provee con estos fondos para retener talento joven en España y abrir líneas de investigación contra el cáncer novedosas sobre metástasis, tumores renales y hepáticos, entre otras investigaciones y hasta la fecha ha incorporado a 26 investigadores e investigadoras para trabajar durante dos años en el CNIO.  

Una de las nuevas ayudas postdoctorales, que se cubrirán con la convocatoria ahora activa, está financiada, en gran parte, por la marca dermocosmética La Roche-Posay, del Grupo L’Oréal que, entre otros, ha establecido un nuevo acuerdo de colaboración con el CNIO para investigar los daños en la piel derivados de los tratamientos de quimioterapia y radioterapia.

La Roche-Posay lleva cuatro años colaborando con Amigos/as del CNIO y en esta ocasión ha decidido dar un paso más en su apoyo a la investigación oncológica al financiar gran parte de los próximos dos años de un contrato postdoctoral.

Leonor Prieto, farmacéutica y directora Científica L’Oréal Cosmética Activa, comenta: “Nos sentimos muy orgullosos de colaborar con “Amigos/as del CNIO” para apoyar la investigación traslacional que nos conduce desde la ciencia básica a la práctica clínica en este gran reto que es conocer cada vez mejor el cáncer, sus tratamientos y cómo mejorar la vida de los pacientes oncológicos y sus familias. Y todo esto a través de la incorporación de jóvenes científicos a este campo, incentivando el desarrollo del talento investigador.”

El programa está contando además con la colaboración directa y muy activa de otras empresas y fundaciones. En 2020, la generosa donación de la Fundación Humanismo y Ciencia financió en su totalidad un contrato completo y en 2021 se sumó la Fundación Domingo Martínez con otro contrato. 

Además, empresas como Brother Iberia, Grupo Santa Lucía, Exterior Plus, José Borrel SA, JCDecaux, o la Fundación Solidaridad Carrefour, entre otras, apoyan de una forma u otra, generosamente el programa cada año. 

Desde cáncer de páncreas al desarrollo de inmunoterapias

Los investigadores e investigadoras que en la actualidad están llevando a cabo proyectos en el Centro gracias a Amigos/as del CNIO son:

María Magdalena Leal: Estudia cómo el melanoma ‘actúa a distancia’ antes de la metástasis y cómo evade al sistema inmunitario en diferentes estructuras anatómicas, prestando especial atención al papel de la proteína MIDKINE en estos procesos (Grupo de Melanoma). Contrato Amigos/as del CNIO – Fundación Humanismo y Ciencia.

Yurena Vivas: Trabaja sobre la posible contribución de factores no autónomos en la progresión del cáncer pancreático. (Grupo Metabolismo y división celular). Contrato Amigos/as del CNIO - Fundación Domingo Martínez 

Federico Virga:  Su investigación se centra en cómo aumentar la respuesta antitumoral del sistema inmune en el contexto del cáncer de páncreas y pulmón inducidos por oncogenes KRAS (Grupo de Oncología Experimental).

Ana María Roncero: Trabaja con organoides tumorales derivados de pacientes con cáncer de mama metastásico con el objetivo de encontrar terapias precisas y personalizadas para pacientes con tumores de mama avanzado Triple Negativo y hormonales positivos (Unidad de Investigación Clínica del Cáncer de Mama).

Laura Nogués: Investiga el uso del inhibidor de moléculas pequeñas NGFR (THX-B) como terapia anti-metastásica en el melanoma, solo o en combinación con las inmunoterapias actuales, así como los mecanismos subyacentes en estos procesos (Grupo de Microambiente y Metástasis).

Albert Harguindey: Busca resolver la estructura básica de URI para entender su estrecha relación con el cáncer y poder proponer nuevas estrategias de terapia basadas en afectar a las interacciones de este complejo proteínico (Grupo de Factores de Crecimiento, Nutrición y Metástasis). Contrato Amigos/as del CNIO – Fundación Franz Weber.

Diana Vara: Estudia cómo encontrar nuevas dianas terapéuticas para regular el metabolismo, mejorando la vida de los pacientes, puesto que los cambios en el metabolismo tienen implicaciones en cáncer y en otras enfermedades (Grupo de División Celular y cáncer).

Elena Fueyo: Investiga cómo las células tumorales se escapan del sistema inmune, un conocimiento fundamental para el desarrollo de futuras inmunoterapias. El objetivo de la inmunoterapia es desarrollar tratamientos que puedan estar más dirigidos al tumor y tener, por lo tanto, menos efectos secundarios que las terapias convencionales (Grupo de Inestabilidad Genómica).

Postdoctoral Contract “CNIO Friends”

Subir