Inicio | Noticias | Amigos del CNIO | La iniciativa de filantropía individual ‘Amigos del CNIO’ permite la contratación de cuatro jóvenes investigadores en el CNIO para buscar nuevas estrategias contra el cáncer

La iniciativa de filantropía individual ‘Amigos del CNIO’ permite la contratación de cuatro jóvenes investigadores en el CNIO para buscar nuevas estrategias contra el cáncer

31.01.2019

La resolución de la nueva convocatoria del Programa Internacional de Contratos Postdoctorales ‘Amigos del CNIO’ permitirá al CNIO desarrollar nuevos proyectos de investigación en cáncer y en el desarrollo de la metástasis

Este Programa de Contratos Postdoctorales, de convocatoria internacional y altamente competitiva, se financia gracias a la iniciativa filantrópica ‘Amigos del CNIO’, que hasta la fecha cuenta con una comunidad de casi 1.200 donantes que han aportado hasta la fecha más de 1.600.000 euros a la investigación del cáncer, a través de donaciones y legados solidarios

Los nuevos contratos reforzarán durante los próximos dos años la investigación del CNIO

El CNIO es uno de los mejores centros de investigación oncológica del mundo: según datos publicados recientemente por el ranking Nature Index, el Centro ocupa la primera posición entre los centros del cáncer de Europa y la cuarta a nivel mundial

Gracias al Programa Internacional de Contratos Postdoctorales Amigos del CNIO, cuatro jóvenes científicos reforzarán la investigación del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO). Los candidatos han sido seleccionados de entre más de 45 aplicaciones. “Estamos contentos con la acogida que está teniendo un Programa que aún tiene muy pocos años de vida”, afirma la directora del CNIO, Maria A. Blasco. “Hemos recibido candidaturas procedentes de todo el mundo”.

Los receptores de los nuevos contratos son: Rubén Martínez, que trabajará en el Grupo de Quinasas, Fosforilación de Proteínas y Cáncer que dirige Iván Plaza; María Moreno, que realizará sus investigaciones en el Grupo de Integridad Genómica y Biología Estructural liderado por Rafael Fernández Leiro; Neibla Priego, que dará continuidad a sus proyectos dentro del Grupo de Metástasis Cerebral que lidera Manuel Valiente; y Sarita Saraswati, que investigará en el Grupo de Telómeros y Telomerasa dirigido por Maria A. Blasco. Todos ellos buscarán nuevas estrategias contra el cáncer durante los próximos dos años.

El CNIO, primer centro europeo de investigación integral del cáncer

Amigos del CNIO se inició a finales de 2014 con el objetivo de recaudar fondos para aumentar la captación de talento investigador en el CNIO, centro de referencia en la investigación oncológica internacional como se refleja en los rankings de SCImago y Nature Index. Recientemente, Nature Index, que evalúa la producción científica de más de 9.000 centros de investigación de todo el mundo, ha situado al CNIO en la primera posición entre los centros de estudio integral del cáncer en Europa en el área de salud y ciencias de la vida -siendo el único centro español en el top 30- y en la cuarta posición a nivel mundial -único centro español en el top 100-. Además, según SCImago, el Centro encabeza la lista de centros de investigación del sector salud en España (SCImago, 2019).

Hasta la fecha, Amigos del CNIO cuenta con una comunidad de casi 1.200 donantes que en este tiempo han entregado más de 1.600.000 euros al Centro. Esta cantidad no solo se refiere a donaciones, sino también a herencias y legados, procedentes de personas que deciden incluir al CNIO en su testamento para que su patrimonio contribuya a mejorar el diagnóstico y tratamiento del cáncer.

La generosidad de esta comunidad permitió la puesta en marcha del Programa Internacional de Contratos Postdoctorales Amigos del CNIO, de convocatoria internacional altamente competitiva. Hasta ahora, han sido siete los científicos que se han incorporado al CNIO gracias a estos contratos para el estudio de tumores pediátricos cerebrales y el uso de big data y nanotecnología en investigación oncológica, entre otros proyectos. Su incorporación al CNIO les ha permitido realizar una estancia postdoctoral en un entorno de excelencia científica , al tiempo que ha permitido al CNIO atraer nuevo talento.

Dos de estos contratos están apoyados por la Fundación Juegaterapia a través de los beneficios de las ventas de los muñecos Baby Pelones. Un tercero es un contrato predoctoral, que lleva el nombre ‘’María Oliva-Amigos del CNIO’ y que nació fruto de una donación individual para que un estudiante pueda realizar su tesis doctoral en el Centro.

Del cáncer renal y hepático a las metástasis cerebrales

Este talento asciende ahora a once investigadores, con las cuatro incorporaciones de la última convocatoria:

Rubén Martínez (1978, México) se doctoró en el University College London (Reino Unido), al que volvió tras realizar unas estancias postdoctorales en centros de prestigio internacional como el London Research Institute-Cancer Research UK (LRI-CRUK) y el Medical Research Council-Protein Phosphorylation and Ubiquitination Unit (MRC-PPU) en Dundee, Escocia. Actualmente, se encuentra en el Institut Pasteur de Lille (Francia), desde donde desembarcará en el CNIO. En el Grupo de Quinasas, Fosforilación de Proteínas y Cáncer estudiará cómo el oncogén RET ve alterada su actividad por unos procesos bioquímicos llamados fosforilación y ubiquitinación, modificaciones que están presentes y alteradas en tumores como por ejemplo pulmón, mama y neuroblastoma (un tipo de cáncer del sistema nervioso). Martínez realizará una investigación detectivesca para ver, no solo cómo estos procesos bioquímicos afectan la actividad de RET en dichos tipos de tumores, sino también otras proteínas que interactúan habitualmente con ella. Mediante modelos de ratón y mosca, buscará compuestos para poder inhibir RET e intentar mejorar los tratamientos de estos tumores.

María Moreno (1981, España), que ha trabajado también en el Laboratorio Europeo de Biología Molecular (EMBL), ya había pasado por el CNIO entre 2015 y 2018, y posteriormente se trasladó al Centro de Biología Molecular Severo Ochoa-CSIC. Sus estudios han estado siempre enfocados en las proteínas que contribuyen al desarrollo del cáncer. Ahora, en el Grupo de Integridad Genómica y Biología Estructural, continuará sus investigaciones sobre las estructuras tridimensionales de estas proteínas mediante técnicas tan punteras como la criomicroscopía electrónica, en cuyas capacidades, instrumentación y uso el CNIO es uno de los principales centros españoles, y que la revista Nature apunta para este 2019 como una de las tecnologías más revolucionarias para el área de la biología molecular. En la actualidad, Moreno estudia la estructura de la proteína CAD, implicada en la formación de los ladrillos del ADN y cuya sobreexpresión (sobreactivación) es común a todos los tipos de cáncer. Entender cómo las mutaciones genéticas afectan a la estructura de esta proteína ayudará a desarrollar futuros tratamientos oncológicos.

Neibla Priego (1987, España) completó su doctorado en Biología Molecular y Biomedicina en la Universidad Complutense de Madrid, tras dos estancias en el Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca y en KU Leuven de Bélgica. Posteriormente, comenzó su estancia postdoctoral en el Grupo de Metástasis Cerebral del CNIO, donde ha profundizado en las bases moleculares del inicio y la progresión de la metástasis cerebral. En junio de 2018, Priego fue la primera firmante de un estudio publicado en la prestigiosa Nature Medicine donde el grupo demostraba que un compuesto llamado silibinina reduce las metástasis cerebrales, tanto en ratones como en pacientes, inhibiendo la actividad del factor de transcripción STAT3 en astrocitos, que está directamente relacionado con la formación de las metástasis. La concesión del contrato de Amigos del CNIO le permitirá explorar las posibles aplicaciones terapéuticas y diagnósticas de su descubrimiento, estudiando la combinación de los inhibidores de STAT3 con inmunoterapia y buscando biomarcadores que permitan predecir la respuesta de los pacientes a la terapia.

Sarita Saraswati (1983, India) ha trabajado en la King Saud University (Arabia Saudí) y el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC). En 2018, se incorporó al Grupo de Telómeros y Telomerasa del CNIO para estudiar el papel de la disfunción de los telómeros (los extremos de los cromosomas que mantienen su integridad y condicionan el envejecimiento celular) en el origen de la fibrosis renal y hepática, que causa la degeneración de los riñones y el hígado y que en sus estadios más avanzados puede desembocar en cáncer. Gracias a Amigos del CNIO, Saraswati podrá continuar con su labor en este Grupo y generará nuevos modelos de ratón que imiten las características del carcinoma hepático y la enfermedad renal crónica en humanos. De esta forma, podrá estudiar cómo se origina la disfunción de los telómeros que lleva a la fibrosis, con el objetivo de descubrir nuevas terapias para ella y el cáncer renal y hepático.

Cualquier persona individual, empresa y asociación puede colaborar con la investigación del cáncer en el CNIO, y contribuir así al avance en el conocimiento del cáncer y la búsqueda de nuevos tratamientos. Con un sencillo y rápido gesto, a través de la página web del CNIO: https://www.cnio.es/amigos-del-cnio/. Estas donaciones tienen una importante desgravación fiscal, que se explica en la web.

Volver a las noticias

Subir