Inicio | Noticias | WISE | Jane Goodall: “Cuando tenía 10 años y dije que quería ir a África y escribir libros sobre animales, todos se reían de mí. Las niñas no podían soñar con hacer eso”

Jane Goodall: “Cuando tenía 10 años y dije que quería ir a África y escribir libros sobre animales, todos se reían de mí. Las niñas no podían soñar con hacer eso”

08.03.2022

Colabora con el CNIO

El embajador británico en Madrid, Hugh Elliott, Rebeca Atencia, directora del Instituto Jane Goodall en la República del Congo, María Blasco, directora del CNIO, Federico Bogdanowicz, director del Instituto Jane Goodall en España/Senegal y la moderadora Lula Gómez. Laura M. Lombardía. CNIO


La prestigiosa etóloga británica Jane Goodall ha protagonizado el acto de celebración del Día Internacional de la Mujer organizado por el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) y la Embajada Británica en España

Jane Goodall ha expuesto, en una intervención por vía telemática, los prejuicios a los que tuvo que enfrentarse por ser mujer: “Cuando tenía 10 años y dije que quería ir a África y escribir libros sobre los animales, todos se reían de mí. Las niñas no podían soñar con hacer eso en aquellos días”

Goodall fue la octava persona en la historia de la Universidad de Cambridge en hacer un doctorado sin tener previamente un título universitario

Jane Goodall: “Mi mejor consejo para las jóvenes de hoy es el que me dio mi madre: trabaja duro, aprovecha las oportunidades y, si no te rindes, encontrarás el camino”

En el acto, organizado con la colaboración del Instituto Jane Goodall en España, han participado la directora del CNIO, Maria A. Blasco; el embajador británico en España, Hugh Elliot; el director del Instituto Jane Goodall (IJG) en España y Senegal Federico Bogdanowicz, la directora del IJG en la República del Congo, Rebeca Atencia, y la coordinadora de la Oficina de la Mujer del CNIO, la científica Isabel López de Silanes

“Cuando tenía 10 años y dije que quería irme a África y escribir libros sobre los animales, todos se reían de mí. Las niñas no hacían esas cosas en aquellos días”. Así ha empezado esta mañana Jane Goodall el emocionante relato de su dura experiencia para llegar a ser científica. La etóloga británica, que representa hoy en día un gran ejemplo de superación, pasión y empeño para las mujeres y niñas que quieran dedicarse a la investigación, ha protagonizado el acto del Día Internacional de la Mujer, organizado por el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) y la Embajada Británica en España, con la colaboración del Instituto Jane Goodall en España.

En el acto, organizado con la colaboración del Instituto Jane Goodall en España, han participado la directora del CNIO, Maria A. Blasco; el embajador británico en España, Hugh Elliott; el director del Instituto Jane Goodall (IJG) en España y Senegal Federico Bogdanowicz, la directora del IJG en la República del Congo, Rebeca Atencia, y la coordinadora de la Oficina de la Mujer del CNIO, la científica Isabel López de Silanes. A lo largo de la jornada, ha tenido lugar, asimismo, un coloquio sobre la figura de esta etóloga británica, moderado por la periodista Lula Gómez

La directora del CNIO, Maria A. Blasco, destacó: “Jane Goodall ha sido un modelo  de una mujer científica que nos ha inspirado a muchas niñas y mujeres”. Mientras que Rebeca Atencia hizo hincapié en que “la importancia de las acciones individuales a la hora de tener un impacto a nivel global”:”Hay que pensar en las acciones tanto a nivel de consumo como a la hora de servir de inspiración para que se produzcan los cambios”, explicó.

Federico Bogdanowicz incidió también en la idea de que “el ejemplo vital de Jane Goodall como científica pionera y activista incansable en defensa de la naturaleza ha sido y sigue siendo fuente de inspiración para millones de mujeres y hombres en todo el planeta, de todas las edades, personas dispuestas a trabajar duro para hacer realidad sus sueños y hacer de este mundo un lugar mejor”. “Es lo que humildemente intentamos hacer desde el Instituto Jane Goodall en España y África”, añadió.

Por su parte, el embajador británico en España Hugh Elliott dijo: Estoy muy orgulloso de poder celebrar el Día Internacional de la Mujer inspirándonos en Jane Goodall. No sólo es una de las mejores científicas del mundo, es un ejemplo de talento femenino y de vida impulsada por la pasión y el esfuerzo. A través de su vida y su trabajo, la doctora Goodall nos ha inspirado a luchar para preservar las especies, las comunidades locales y el medio ambiente. Ahora más que nunca, y en el contexto geopolítico actual, necesitamos figuras y talentos como el suyo, animados por valores como la solidaridad, la innovación, la pasión y la determinación, dispuestos a luchar y trabajar por aquello en lo que creen”. 

Y la coordinadora de la Oficina de la Mujer del CNIO, la científica Isabel López de Silanes, señaló también que “como científica, la doctora Goodall es todo un modelo a seguir para los que nos dedicamos a la ciencia”. “Como mujer, consigue que, con su pasión y dulzura, su mensaje atraviese todas las fronteras, y llegue a todas las partes del mundo”, apostilló.

Asimismo, el embajador Hugh Elliott quiso pronunciar unas palabras sobre la guerra en Ucrania: “No quiero dejar pasar la ocasión de hacer referencia a la terrible guerra que está destrozando la vida de mujeres, niños y hombres en Ucrania. Condeno la brutal invasión de este país europeo por parte del Gobierno ruso y su ataque premeditado, injustificado e ilegal contra el pueblo ucraniano. Estos días hemos sido testigos de cómo los ucranianos sufren el horror de la guerra, de ver cómo tantas mujeres se han visto obligadas a huir de su país junto a sus hijos para escapar de esta terrible situación que está separando a las familias, y me gustaría expresarles todo mi apoyo y solidaridad”.

Jane Goodall: “Madame Curie era el único modelo que aprendíamos en la escuela”

Durante su intervención, Jane Goodall hizo un repaso a la situación con la que se encontró en sus inicios: “He vivido casi 90 años en este planeta y he visto muchos cambios en el campo de las mujeres y la ciencia. Cuando yo era joven había muy pocos modelos femeninos para las niñas en la ciencia y Madame Curie era la más famosa, la única de la que aprendíamos en la escuela”.

 “Creo que desde que nací, me fascinaban los animales y su comportamiento”, prosiguió la etóloga. “Y me pasaba horas observando los pájaros, los insectos y las ardillas en nuestro jardín en Inglaterra. Afortunadamente, tuve una madre que me apoyó mucho”. Su formación como “pequeña científica” la inició a los 4 años en el gallinero familiar. “La curiosidad, el hacer preguntas, el no obtener la respuesta correcta, el decidir averiguarla por mí misma, el equivocarme, el no renunciar a tener paciencia para aprender. Todo estaba ahí, y una madre diferente podría haber aplastado mi curiosidad científica”, advierte Goodall.

“Cuando tenía 10 años y les dije a todos que, cuando creciera, quería ir a África, vivir con animales salvajes y escribir libros sobre ellos, todo el mundo se reía de mí. Las niñas no hacían esas cosas en aquellos días. ¿Cómo lo harás?, me preguntaban. África está muy lejos, es peligroso y tú eres sólo una niña. Pero mi madre me dijo: ‘No, si realmente quieres hacer algo así, debes aprovechar todas las oportunidades. Trabaja muy duro y, si no te rindes, encontrarás el camino’”. Y este mismo consejo es el que Jane Goodall quiere trasladar a las jóvenes de hoy en día, según dijo en su intervención.  

Años después, sin un título universitario y gracias al apoyo del famoso paleoantropólogo, Louis Leakey, la niña a la que le fascinaban los animales logró alcanzar su sueño, así como financiación para realizar sus investigaciones.

“Cuando empecé a publicar mis resultados, la mayoría de los científicos decían: ‘¿Por qué debemos creer en ella? Es sólo una chica. Ni siquiera ha ido a la universidad. La apoyan solo porque tiene piernas bonitas y pueden convertirla en una chica de portada’. Pero Louis Leakey decidió que tenía que obtener un título para que otros científicos me tomaran más en serio. Así que, consiguió matricularme en un doctorado en la Universidad de Cambridge, y fui la octava persona en la historia de esta universidad en hacer un doctorado sin un título universitario”.

Con el tiempo, Goodall fue aceptada por la comunidad científica y, hoy en día, su equipo aún continúa con esos estudios, más de 60 años después, según relata ella misma. “Cada uno de nosotros marca la diferencia cada día, y podemos elegir qué tipo de diferencia hacemos”, proclama la etóloga. Y como último consejo a los jóvenes científicos. “Si tienes una pasión, si tienes un sueño, mantenlo hasta el final. Y, al final, debería hacerse realidad”.

Sobre el CNIO

El Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) es una institución española dedicada a la investigación, el diagnóstico y el tratamiento del cáncer. Situado entre los 10 primeros centros monográficos de investigación del cáncer en el mundo, en 2020 ha obtenido, por tercera vez consecutiva, la acreditación de Centro de Excelencia Severo Ochoa.

Sobre el Instituto Jane Goodall en España

El Instituto Jane Goodall España, asociación sin fines de lucro fundada en 2007, lleva a cabo proyectos y campañas de educación ambiental en España, y es responsable de los programas de investigación, conservación, desarrollo sostenible y mitigación del cambio climático que su equipo realiza en Senegal, y da apoyo al Centro de Rescate de Chimpancés más grande de África, Tchimpounga. El IJG España forma parte de la red global de 30 oficinas fundada por la Dra. Jane Goodall (www.janegoodall.es )

Volver a las noticias

Subir