Inicio | Noticias | Noticias CNIO | La investigadora Sonia Laín, del Karolinska Institutet, realiza una estancia sabática en el CNIO a través del Programa Investigadores Visitantes Fundación Jesús Serra

La investigadora Sonia Laín, del Karolinska Institutet, realiza una estancia sabática en el CNIO a través del Programa Investigadores Visitantes Fundación Jesús Serra

24.11.2020

Dona para investigación

Evento Fundación Jesús Serra, Sonia Laín De izqda. a dcha. y de arriba abajo: Isabel Barthelemy, directora del Departamento de Gestión Científica del CNIO; Susana Codina, subdirectora de la Fundación Jesús Serra; Federico Halpern, presidente de la Fundación Jesús Serra; Sonia Laín, profesora de Farmacología Molecular del Cáncer del Karolinska Institutet (Suecia); Ignacio Gallardo, director general de la Fundación Jesús Serra; y Maria A. Blasco, directora del CNIO. /CNIO

Laín interactúa con varios grupos del CNIO que le han permitido evaluar sus propios proyectos dedicados al desarrollo de medicamentos contra el cáncer, así como iniciar dos líneas de estudio: una de ellas, en cánceres con mutaciones en KRAS, y la segunda, sobre los efectos de ciertos inhibidores sobre el metabolismo

“Tener la oportunidad de intercambiar ideas con investigadores e investigadoras de la talla internacional de Sonia Laín enriquece e impulsa la investigación del cáncer del CNIO”, afirma Maria A. Blasco, directora del Centro

El Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) y la Fundación Jesús Serra (perteneciente al Grupo Catalana Occidente) han presentado a la investigadora Sonia Laín, profesora de Farmacología Molecular del Cáncer del Karolinska Institutet (Suecia), como beneficiaria del Programa Investigadores Visitantes de la Fundación Jesús Serra en una ceremonia online.

La colaboración entre la Fundación Jesús Serra y el CNIO comenzó en 2009. Mediante este programa, una vez al año el CNIO recibe a un profesor visitante de gran prestigio internacional, que realiza una estancia sabática de varios meses en el Centro. Estas estancias permiten consolidar los lazos del grupo de investigación anfitrión con el grupo del centro al que pertenece el investigador visitante, así como iniciar nuevas líneas de trabajo gracias al intercambio de ideas e intereses comunes.

Sonia Laín realizó sus estudios de doctorado en el Centro de Biología Molecular de Madrid, obtuvo un puesto postdoctoral financiado por EMBO para trabajar en la Universidad de Gotemburgo en Suecia y trabajó como líder de grupo en la Universidad de Dundee en Escocia, donde se adquirió el título de “Senior Lecturer”. Desde 2015 hasta 2018, parte de su laboratorio estuvo ubicado en Science for Life Laboratories, también en Estocolmo, donde completó proyectos dedicados al descubrimiento de fármacos en colaboración con el Chemical Biology Consortium Sweden y la Drug Discovery and Development Platform. Actualmente es profesora de Farmacología Molecular del Cáncer en el Departamento de Microbiología, Biología Celular y Tumoral del Karolinska Institutet en Estocolmo.

Los principales logros de su carrera científica incluyen la descripción de la primera helicasa codificada por un virus ARN, la identificación de la vía de señalización de AMPc como modulador de los oncogenes del virus Epstein Barr y la demostración de que la proteína supresora de tumores p53 puede ser activada por una molécula que inhibe su exportación del núcleo celular al citoplasma. Este descubrimiento y el establecimiento de una empresa en EE. UU. que desarrolla inhibidores de la exportación de proteínas con fines terapéuticos, motivaron el inicio en su laboratorio de proyectos dedicados al descubrimiento de fármacos contra el cáncer. Durante los últimos años, su equipo ha adquirido experiencia en la identificación del mecanismo de acción de nuevas moléculas y su desarrollo como fármacos.

Actualmente, el principal tema de investigación de su laboratorio es el descubrimiento y estudio de inhibidores de la síntesis de ribonucleótidos y, en particular, de inhibidores de la enzima dihidroorotato deshidrogenasa (DHODH). Una de las series de inhibidores descubiertos en su laboratorio podría ser de interés para el tratamiento de ciertas leucemias y tumores infantiles. En este momento, dichas moléculas están siendo desarrolladas y evaluadas por una empresa internacional.

Durante su estancia en el CNIO, Laín ya ha tenido la oportunidad de interactuar con el Programa de Terapias Experimentales que dirige Joaquín Pastor. “Esta experiencia me ha ayudado sustancialmente a evaluar y contrastar nuestros proyectos dedicados al desarrollo de medicamentos contra el cáncer”, explica la investigadora. Además, su interacción con otros grupos ha dado como resultado dos líneas de trabajo con Mariano Barbacid, jefe del Grupo de Oncología Experimental, y con Nabil Djouder, jefe del Grupo de Factores de Crecimiento, Nutrientes y Cáncer.

Sonia Laín y Mariano Barbacid, han obtenido financiación para estudiar el potencial de dos compuestos químicos que, combinados, podrían tratar un tipo específico de cánceres con mutaciones en KRAS, un oncogén involucrado en al menos una quinta parte de todos los cánceres humanos. “Por otra parte, Nabil Djouder ha comenzado los preparativos para una serie de experimentos necesarios para probar in vivo una de nuestras hipótesis sobre el efecto de inhibidores de la enzima DHODH en el metabolismo”, explica la científica.

Laín afirma que poder visitar el CNIO es un gran honor”. “Agradezco enormemente, tanto a la Dirección del Centro como a la Fundación Jesús Serra, que me hayan facilitado esta oportunidad. Dado su renombre internacional y las magníficas publicaciones que produce, no es necesario subrayar que el CNIO es un lugar excepcional para hacer investigación sobre el cáncer. A mi ver, también es un centro en donde los recursos son utilizados de manera muy eficaz, sensata y rápida”, añade Laín.

“El Programa Investigadores Visitantes de la Fundación Jesús Serra es muy importante para aunar lazos con investigadores y centros de investigación de todo el mundo”, afirma Maria A. Blasco, directora del Centro. “Tener la oportunidad de intercambiar ideas con investigadores e investigadoras de la talla internacional de Sonia Laín enriquece e impulsa la investigación del cáncer del CNIO”.

Para el presidente de la Fundación Jesús Serra, Federico Halpern, esta colaboración es reflejo de la firme apuesta de la entidad por la investigación científica. “Gracias a la colaboración entre organizaciones españolas de referencia como el CNIO y otros centros internacionales de gran renombre hemos logrado crear sinergias que permiten impulsar la investigación internacional en campos tan destacados como la lucha contra el cáncer”, ha declarado.

Sobre la Fundación Jesús Serra

La Fundación Jesús Serra es una entidad privada sin ánimo de lucro creada en memoria de Jesús Serra Santamans, reconocido empresario y mecenas, que fue el fundador del Grupo Catalana Occidente. Su actividad consiste en desarrollar y prestar apoyo a  iniciativas en los ámbitos de  la investigación, empresa y docencia, acción social, deporte y promoción de las artes, con un objetivo común: el compromiso responsable con la sociedad.

Sobre el CNIO

El CNIO es una institución pública española dedicada a la investigación, diagnóstico y tratamiento del cáncer, adscrita al Instituto de Salud Carlos III (Ministerio de Ciencia e Innovación). Situado entre los 10 primeros centros monográficos de investigación del cáncer en el mundo (informe Scimago; Nature Index), el CNIO cubre todo el recorrido de la I+D+i, desde la investigación básica hasta la clínica, para trasladar los resultados de forma rápida y eficiente al Sistema Nacional de Salud y al mercado farmacéutico y biotecnológico.

El CNIO cuenta con un Programa de Terapias Experimentales que cubre las fases iniciales del desarrollo de fármacos dirigidos contra las dianas terapéuticas en las que trabajan sus científicos. Algunas de las moléculas del CNIO se han licenciado a empresas farmacéuticas internacionales. Además, el CNIO tiene una importante participación en programas de ‘open innovation’ de empresas farmacéuticas internacionales, lo que ha redundado en la entrada de más de 25 millones de euros al CNIO en los últimos 6 años. Finalmente, del CNIO se han generado 3 compañías spin-off, que también han conseguido hacer llegar a los pacientes los desarrollos del centro. Estos datos reflejan la apuesta de la Institución por la innovación y la transferencia de tecnología e ilustran la importancia de la colaboración público-privada para el avance en el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad.

Otro pilar fundamental para el CNIO es acercar la ciencia a la sociedad mediante iniciativas como CNIO Arte, proyecto que reúne a científicos/as y artistas para crear obra de arte nueva en torno a la investigación científica, o Amigos/as del CNIO, plataforma filantrópica a través de la que cualquier persona, empresa o asociación puede colaborar con la investigación del cáncer que realiza el Centro, y gracias a la cual se ha impulsado un competitivo Programa Internacional de Contratos ‘Amigos/as del CNIO’ para atraer talento investigador.

Volver a las noticias

Subir