Inicio | Noticias | Noticias CNIO | Un potencial fármaco originado en el CNIO se desarrollará en el mercado asiático por la compañía AUM Biosciences

Un potencial fármaco originado en el CNIO se desarrollará en el mercado asiático por la compañía AUM Biosciences

18.07.2019

Colabora con el CNIO

Edificio CNIO

Se trata de una serie exclusiva multi-diana de inhibidores de quinasas, desarrollados inicialmente por el Programa de Terapias Experimentales del CNIO para el tratamiento del cáncer

Las moléculas han sido evaluadas en más de 700 líneas celulares de cáncer y han mostrado potencial para el desarrollo clínico en cáncer de mama, cáncer de pulmón, leucemia y neuroblastoma

Este acuerdo entre Inflection Biosciences y AUM Biosciences muestra el valor del Programa de Terapias Experimentales del CNIO, dirigido al desarrollo precoz de medicamentos innovadores, así como la importancia de las colaboraciones público-privadas para trasladar los nuevos descubrimientos al mercado y la sociedad

Una serie de compuestos antitumorales con actividad multi-diana originados en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), los IBL-300, y licenciados en 2013 a la compañía irlandesa Inflection Biosciences, serán desarrollados en el mercado asiático por la compañía biotecnológica afincada en Singapur AUM Biosciences.

Las moléculas a desarrollo son una serie exclusiva de inhibidores de quinasa multi-diana desarrollados originariamente por el Programa de Terapias Experimentales del CNIO y que combinan en una misma molécula actividad antitumoral sobre tres dianas terapéuticas (PIM, PI3K y mTOR quinasas). La inhibición simultánea de estas tres quinasas tiene efectos anticancerígenos sinérgicos y es más efectiva que la inhibición por separado de cada una de estas tres dianas terapéuticas.

La serie de moléculas IBL-300, optimizada en el CNIO en cuanto a sus propiedades farmacológicas y ADMET (absorción, distribución, metabolismo, excreción y toxicidad), ha sido evaluada en más de 700 líneas celulares de cáncer y ha demostrado ser eficaz en modelos tumorales seleccionados en ratones sin efectos adversos relevantes. Estas moléculas muestran un gran potencial para su desarrollo clínico en cáncer de mama, cáncer de pulmón, leucemia y neuroblastoma.

“Gracias a las colaboraciones público-privadas como esta el CNIO es capaz de llevar sus tecnologías al mercado, así como conseguir importantes fuentes de financiación para los grupos de investigación. Estamos muy contentos con el desarrollo de estos compuestos innovadores para que puedan llegar a los pacientes con cáncer”, declara la directora del CNIO Maria Blasco.

“Estamos comprometidos a acelerar el desarrollo de moléculas de alto potencial para el beneficio de los pacientes en la región de Asia-Pacífico y en todo el mundo”, declara Vishal Doshi, CEO de AUM Biosciences.Asimismo, Darren Cunningham, CEO de Inflection agrega que «Inflection Biosciences se compromete a desarrollar terapias dirigidas innovadoras para el beneficio de los pacientes con cáncer en todo el mundo. Nos complace asociarnos con AUM Biosciences, que aportará su experiencia y conocimiento en el desarrollo de medicamentos para garantizar que [esta serie] avance hacia la aprobación regulatoria en Asia y en todo el mundo”.

El Programa de Terapias Experimentales donde se generaron originariamente la serie de moléculas IBL-300, y dirigido por el investigador Joaquín Pastor, es un programa único en centros de investigación en España, al ejercer de puente entre los resultados de investigación básica en biología del cáncer y el desarrollo de potenciales fármacos antitumorales para acelerar la generación de nuevos medicamentos.

El CNIO cuenta con una treintena de familias de patentes, un 20% de ellas en explotación, y ha generado 3 spin-offs para la aplicación industrial de las invenciones generadas: Bioncotech, fundada en 2010 a partir de hallazgos obtenidos por el grupo de Marisol Soengas y cuyo fármaco en desarrollo entró en ensayos clínicos en 2017; Life Length, fundada en 2010 a raíz de la investigación liderada por Maria Blasco y especializada en la medición de los telómeros; y Senolytx, fundada en 2017 para el desarrollo de medicamentos dirigidos a eliminar células senescentes o dañadas. Desde 2011, el CNIO ha ingresado 25 millones de euros por acuerdos con la industria, el 70% de ellos con compañías internacionales como Merck Serono, Roche, Lilly, Pfizer o AstraZeneca.

Volver a las noticias

Subir