Inicio | Noticias | Noticias CNIO | Dos investigadoras del CNIO reciben financiación de la Fundación Ramón Areces para investigar el cáncer de vejiga y las metástasis cerebrales

Dos investigadoras del CNIO reciben financiación de la Fundación Ramón Areces para investigar el cáncer de vejiga y las metástasis cerebrales

21.04.2021

La investigación te necesita!

Núria Malats y Eva Ortega-Paíno, CNIO Núria Malats (izqda.) y Eva Ortega-Paíno (dcha.). /A. Garrido, CNIO

Núria Malats, desde el CNIO, y Ravid Straussman, desde el Instituto Weizmann de Ciencias de Israel, lideran un proyecto para estudiar el microbioma de un tipo agresivo y poco estudiado de cáncer de vejiga, de cara a mejorar los tratamientos disponibles y ayudar a los urooncólogos a tomar las decisiones terapéuticas más adecuadas para sus pacientes

Eva Ortega-Paíno reforzará la Red Nacional de Metástasis Cerebral que ha impulsado en el CNIO junto a Manuel Valiente, para crear una colección de muestras que puedan ser empleadas en la investigación de estas metástasis

Las investigadoras del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) Núria Malats y Eva Ortega-Paíno acaban de recibir sendas Ayudas a la Investigación en Ciencias de la Vida y de la Materia de la Fundación Ramón Areces, que este año alcanzan su vigésima convocatoria. Estas ayudas les permitirán impulsar dos proyectos para avanzar, respectivamente, el estudio del cáncer de vejiga y de las metástasis cerebrales, dos tipos tumorales que en la actualidad cuentan con perspectivas terapéuticas limitadas.

Sus proyectos han sido seleccionados de entre otros 900 procedentes de todo el país. Las ayudas a la Investigación en Ciencias de la Vida y de la Materia de la Fundación Ramón Areces pretende promocionar la investigación científica española, particularmente en aquellas áreas que requieren una especial atención o son de interés para la sociedad actual.

A la vanguardia de la investigación del cáncer junto al Instituto Weizmann de Ciencias

Núria Malats, jefa del Grupo de Epidemiología Genética y Molecular del CNIO, abordará un proyecto colaborativo junto al investigador Ravid Straussman, del Instituto Weizmann de Ciencias de Israel para estudiar el microbioma del cáncer de vejiga, en el que también participa Paco Real, jefe del Grupo de Carcinogénesis Epitelial del CNIO. “Los tejidos humanos, y también los tumores, albergan diferentes especies de bacterias, que conforman el llamado microbioma”, explica Malats. “Nuestro conocimiento sobre su número, identidad o efectos sigue siendo en su mayoría rudimentario. Nuestra propuesta se enfocará en estudiar el microbioma del cáncer de vejiga no-músculo invasivo de alto grado, un subgrupo de cáncer de vejiga agresivo y poco estudiado”.

El estudio caracterizará su perfil y analizará tanto la asociación del microbioma con la infiltración de los tumores por células inmunitarias (linfocitos B y T, macrófagos, etc.), como su influencia en la respuesta de los pacientes a BCG, el tratamiento estándar inmunológico de este tipo de cáncer.

Aunando los conocimientos de cada parte del equipo, entre epidemiológicos, estadísticos, bioinformáticos, de biología molecular y de microbioma, los investigadores esperan que los resultados del proyecto ayuden a diseñar “nuevos ensayos clínicos para mejorar el tratamiento de los tumores de vejiga no-músculo invasivos de alto grado e identificar biomarcadores predictivos de respuesta al tratamiento con BCG, que ayuden a los urooncólogos a tomar las mejores decisiones terapéuticas”.

El coste del proyecto asciende a 300.000 euros durante los próximos tres años, la mitad de los cuales está financiado por la Fundación Ramón Areces, y la otra mitad, por el CNIO y el Instituto Weizmann de Ciencias.

Se trata del segundo proyecto colaborativo entre el CNIO y el Centro israelí, que también están llevando a cabo otro proyecto de investigación entre Marisol Soengas, jefa del Grupo de Melanoma del CNIO, y Yardena Samuels, del Instituto Weizmann de Ciencias, para el estudio de la metástasis del melanoma. Estos proyectos son fruto de un acuerdo de colaboración institucional entre el CNIO, el Centro israelí y la Fundación Ramón Areces para avanzar en la prevención y el tratamiento del cáncer.

Sistematizando el estudio de las metástasis cerebrales

Eva Ortega-Paíno, directora científica del Biobanco CNIO, reforzará la implantación, desarrollo y coordinación de RENACER, la Red Nacional de Metástasis Cerebral puesta en marcha recientemente con el objetivo de crear una colección de muestras que puedan ser empleadas en la investigación de estas metástasis, entre otros usos.

Entre un 10 y un 30% de todos los pacientes de cáncer desarrollan metástasis cerebral, procedentes sobre todo de tumores de mama, pulmón y piel. Dos de los principales retos de la investigación del cáncer radican en comprender por qué algunas células tumorales consiguen superar las fuertes barreras defensivas del cerebro para causar metástasis, y desarrollar estrategias para bloquear este proceso.

Tras su reciente puesta en marcha junto a Manuel Valiente, jefe del Grupo de Metástasis Cerebral del CNIO, RENACER cuenta ya con 13 hospitales adscritos en toda España y esta financiación será indispensable para llevar a cabo sus dos principales objetivos: por un lado, establecer un circuito de recogida y procesamiento de las muestras obtenidas durante las neurocirugías que llevan a cabo los hospitales miembros de la Red; y por otro, realizar estudios de caracterización molecular y respuesta a tratamientos, con los que esperan hacer significativos avances en la comprensión y tratamiento de estas metástasis.

“Esperamos resultados tanto a corto como a largo plazo”, explica Ortega-Paíno. “Por un lado, nuestros resultados se traducirán en medicina personalizada que permita entender los mecanismos de la enfermedad; por otro, esperamos que revierta en la sociedad con el descubrimiento de terapias efectivas que mejoren la salud y la calidad de vida de los pacientes de cáncer”.

Para llevar a cabo este objetivo, la Fundación Ramón Areces le ha otorgado una ayuda de 112.000 euros para los próximos tres años.

Sobre la Fundación Ramón Areces

La Fundación Ramón Areces está orientada, desde su constitución en 1976, al mecenazgo científico, mediante el fomento de la investigación, la contribución a la generación de capital humano y la difusión del conocimiento. Desarrolla su actividad en todo el territorio nacional, en los ámbitos de las Ciencias de la Vida y de la Materia, las Ciencias Sociales y las Humanidades.

La Fundación tiene como principales objetivos contribuir a crear una sólida estructura científica y tecnológica en España, que permita mejorar la vida de las personas y buscar soluciones a los retos de futuro que la sociedad moderna tiene ante sí en sus principales órdenes, económico y educativo, principalmente. Asimismo, la institución trabaja para generar nuevas oportunidades de formación entre los jóvenes investigadores y promover el intercambio de ideas para el desarrollo de la Ciencia, la Educación y la Cultura.

www.fundacionareces.es

Sobre el CNIO

El CNIO es una institución pública española dedicada a la investigación, diagnóstico y tratamiento del cáncer, adscrita al Instituto de Salud Carlos III (Ministerio de Ciencia e Innovación). Situado entre los 10 primeros centros monográficos de investigación del cáncer en el mundo (informe Scimago; Nature Index), el CNIO cubre todo el recorrido de la I+D+i, desde la investigación básica hasta la clínica, para trasladar los resultados de forma rápida y eficiente al Sistema Nacional de Salud y al mercado farmacéutico y biotecnológico.

El CNIO cuenta con un Programa de Terapias Experimentales que cubre las fases iniciales del desarrollo de fármacos dirigidos contra las dianas terapéuticas en las que trabajan sus científicos. Algunas de las moléculas del CNIO se han licenciado a empresas farmacéuticas internacionales. Además, el CNIO tiene una importante participación en programas de ‘open innovation’ de empresas farmacéuticas internacionales, lo que ha redundado en la entrada de más de 25 millones de euros al CNIO en los últimos 6 años. Finalmente, del CNIO se han generado 4 compañías spin-off, que también han conseguido hacer llegar a los pacientes los desarrollos del centro. Estos datos reflejan la apuesta de la Institución por la innovación y la transferencia de tecnología e ilustran la importancia de la colaboración público-privada para el avance en el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad.

Otro pilar fundamental para el CNIO es acercar la ciencia a la sociedad mediante iniciativas como CNIO Arte, proyecto que reúne a científicos/as y artistas para crear obra de arte nueva en torno a la investigación científica, o Amigos/as del CNIO, plataforma filantrópica a través de la que cualquier persona, empresa o asociación puede colaborar con la investigación del cáncer que realiza el Centro, y gracias a la cual se ha impulsado un competitivo Programa Internacional de Contratos ‘Amigos/as del CNIO’ para atraer talento investigador.

Volver a las noticias

Subir