Inicio | Noticias | Noticias CNIO | El CNIO recibe financiación de “la Caixa” para desarrollar proyectos innovadores de investigación en cáncer y diabetes

El CNIO recibe financiación de “la Caixa” para desarrollar proyectos innovadores de investigación en cáncer y diabetes

16.09.2019

Ayuda a la investigación

Ayudas a la Ciencia y la Innovación La Caixa 2019

Maria Blasco, jefa del Grupo de Telómeros y Telomerasa del CNIO, liderará un ambicioso proyecto para identificar nuevas dianas terapéuticas que imposibiliten que las células del cáncer se dividan de manera inmortal

Héctor Peinado, jefe del Grupo de Microambiente y Metástasis del CNIO, participará en un proyecto internacional liderado por el VHIO para buscar nuevos biomarcadores de la metástasis del cáncer de páncreas

Los proyectos han sido elegidos entre los más de 600 presentados a la convocatoria de “la Caixa” para fomentar la investigación de excelencia en biomedicina y salud

María Salazar, investigadora del Grupo de División Celular y Cáncer liderado por Marcos Malumbres, recibe también una de las prestigiosas ayudas de CaixaImpulse para dirigir un proyecto sobre medicina regenerativa en diabetes

Un proyecto liderado por Maria Blasco, jefa del Grupo de Telómeros y Telomerasa del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), acaba de ser seleccionado por “la Caixa” en una convocatoria de ayudas que, bajo el lema “Questions for the future”, busca fomentar la investigación de excelencia en biomedicina y salud para mejorar el bienestar de la sociedad. Blasco llevará a cabo un proyecto de 500.000 euros que se desarrollará en glioblastomas, para identificar nuevas dianas terapéuticas que imposibiliten que las células del cáncer se dividan de manera inmortal.

En la misma convocatoria de ayudas, Héctor Peinado, jefe del Grupo de Microambiente y Metástasis del CNIO, recibe 262.000 euros en un proyecto de colaboración liderado por el Instituto de Investigación Oncológica Vall d’Hebron (VHIO) en el que también participa la Fundación Champalimaud (Portugal), para estudiar qué papel juegan en la metástasis del cáncer de páncreas los micropéptidos -pequeñas proteínas de cuya gran mayoría se desconoce su función- en exosomas –destacamentos que utilizan los tumores para diseminarse a otros órganos-.

Los proyectos han sido elegidos entre los más de 600 presentados a la convocatoria de “la Caixa” para fomentar la investigación de excelencia en biomedicina y salud. Los glioblastomas y el cáncer de páncreas se encuentran entre los tipos tumorales con mayor mortalidad, por lo que encontrar nuevas dianas terapéuticas es del máximo interés para la comunidad investigadora.

Además, la investigadora María Salazar, del Grupo de División Celular y Cáncer que dirige Marcos Malumbres, ha recibido también una de las prestigiosas ayudas de CaixaImpulse para dirigir un proyecto sobre medicina regenerativa en diabetes.

Durante la ceremonia de entrega de las ayudas, el pasado lunes 16, Isidro Fainé, presidente de la Fundación Bancaria “la Caixa”, ha afirmado que «los científicos son capaces de transformar el mundo a través de su imaginación, su talento y su esfuerzo, y consiguen ofrecer respuestas a preguntas que tal vez no nos hemos formulado. Desde la Fundación Bancaria “la Caixa” impulsamos proyectos que ayudan a ampliar los horizontes de nuestro conocimiento, como las 79 investigaciones que presentamos hoy, que seguro nos ayudarán a dibujar un futuro esperanzador”.

Investigaciones en glioblastomas y cáncer de páncreas

El proyecto de Maria Blasco dará continuidad a sus estudios pioneros sobre el papel de las shelterinas en los glioblastomas, tumores del sistema nervioso que actualmente cuentan con pocas opciones terapéuticas y una elevada mortalidad.

Las shelterinas son proteínas clave en la formación de los telómeros, los extremos de los cromosomas que se acortan con cada división celular y condicionan la mortalidad de las células, el envejecimiento de los seres vivos y la longevidad de las especies. El mantenimiento de los telómeros es clave en cáncer, ya que cuando su funcionamiento está desregulado permite que las células tumorales no colapsen nunca, por lo que encontrar dianas terapéuticas en los telómeros ofrece la posibilidad de desarrollar nuevos tratamientos que bloqueen esta división indefinida.

El equipo de Blasco ya había demostrado anteriormente que la eliminación de la shelterina TRF1 bloquea el origen y progresión del cáncer de pulmón y glioblastoma en modelos de ratón. Los investigadores también habían descubierto que eliminar TRF1 impide que las células madre de los glioblastomas formen tumores secundarios.

“Ahora, trataremos de comprender el papel de las mutaciones en shelterinas presentes en los glioblastomas y generaremos nuevos modelos de ratón para estudiar cómo se regulan in vivo”, explica Blasco. “Además, seguiremos estudiando el comportamiento de los telómeros de las células tumorales. El objetivo principal será descubrir cuál es su papel exacto en el cáncer, para tratar de identificar nuevas dianas terapéuticas dirigidas contra los telómeros”.

El proyecto en el que participa Héctor Peinado es una colaboración internacional que lidera María Abad, investigadora del VHIO, y en el que también participa Bruno Costa-Silva, de la Fundación Champalimaud (Portugal). El proyecto se centrará en el estudio de la secreción de micropéptidos -pequeñas proteínas de cuya gran mayoría se desconoce su función- en exosomas –destacamentos que utilizan los tumores para crecer y diseminarse a otros órganos-. Los micropéptidos descubiertos hasta ahora son importantes para regular procesos como la reparación del daño al ADN, la regeneración de tejidos o el desarrollo embrionario, entre otros. En este proyecto, el equipo estudiará nuevas funciones: si la secreción de micropéptidos en los exosomas regula la metástasis del cáncer de páncreas. “Nos hemos propuesto analizar si, más allá de que los micropéptidos regulen fenómenos intracelulares, podrían también ser secretados por los exosomas –destacamentos que utilizan los tumores para diseminarse a otros órganos- y constituir un nuevo mecanismo de comunicación celular”, explica Peinado.

El trabajo, en colaboración con Abad y Costa-Silva, examinará biopsias líquidas de pacientes de cáncer de páncreas para evaluar si los micropéptidos secretados en exosomas pueden ser utilizados como biomarcadores de metástasis. También se estudiará si estas pequeñas proteínas secretadas en vesículas extracelulares tienen algún papel en la formación de nicho pre-metastásico en el hígado para este tipo tumoral.

CaixaImpulse para estudiar la diabetes

María Salazar,investigadora del Grupo de División Celular y Cáncer del CNIO, recibe una de las ayudas de CaixaImpulse 2019. Este programa ofrece una dotación económica de hasta 100.000 euros para impulsar el diseño y desarrollo de proyectos innovadores, además de acompañamiento experto que incluye el apoyo de mentores de referencia en el campo.

El proyecto liderado por Salazar propone una prometedora estrategia para impulsar la medicina regenerativa en diabetes. Esta enfermedad no tiene cura y afecta a más de 10 millones de personas en todo el mundo. Hace aproximadamente una década, las terapias celulares emergieron como una alternativa al tratamiento con insulina, pero sus limitaciones son aún muy numerosas, y aún se está lejos de conseguir células pancreáticas capaces de producir insulina con eficacia y reestablecer los niveles de glucosa de los pacientes.

Salazar presenta una estrategia basada en el uso de una diminuta molécula -microRNA-, para favorecer la conversión eficaz y eficiente de las células madre en células pancreáticas funcionales. Estas células serían capaces de corregir los niveles de glucosa en sangre, que están alterados en pacientes diabéticos. Los estudios realizados por Salazar y su equipo durante los últimos años (in vitro e in vivo con modelos animales) son muy prometedores y, aplicados a pacientes, podrían suponer una revolución en las terapias celulares dirigidas a esta enfermedad.

Volver a las noticias

Subir