Inicio | Noticias | Noticias CNIO | El CNIO colidera un proyecto multidisciplinar con la Universidad de Columbia para la detección precoz del cáncer de páncreas

El CNIO colidera un proyecto multidisciplinar con la Universidad de Columbia para la detección precoz del cáncer de páncreas

01.04.2019

Núria Malats Núria Malats. /CNIO

El proyecto pretende identificar poblaciones con alto riesgo de desarrollar cáncer de páncreas, para incorporarlas a programas de cribaje y detección temprana y así poder ampliar la supervivencia de los pacientes

El cáncer de páncreas es el tercer tumor con mayor mortalidad en España, por delante de otros mucho más frecuentes como el de mama o próstata; cuando se detecta, suele estar ya muy avanzado e incluso haber metastatizado a otros órganos

Pancreatic Cancer Collective, de la Fundación Lustgarten y Stand Up to Cancer, ha otorgado un millón de dólares al proyecto, que explorará factores genéticos y la posible relación del microbioma y el sistema inmunitario con este cáncer

Hasta la fecha, el CNIO es el único centro galardonado por el Collective que no procede de EE.UU. ni Reino Unido

El Pancreatic Cancer Collective (PCC), un proyecto colaborativo de la Fundación Lustgarten y Stand Up to Cancer (SU2C), ha otorgado una financiación de un millón de dólares a un proyecto de dos años de duración para identificar poblaciones con alto riesgo de desarrollar cáncer de páncreas. El proyecto está coliderado por Núria Malats, jefa del Grupo de Epidemiología Genética y Molecular del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), y Raúl Rabadán, profesor titular vinculado al Departamento de Biología de Sistemas y el Departamento de Informática de la Universidad de Columbia (EE.UU.). El equipo estudiará el microbioma y factores genéticos e inmunitarios que permitan identificar qué poblaciones son más susceptibles de desarrollar este cáncer, con el objetivo de poder ofrecerles entrar en programas de cribaje para la detección temprana de la enfermedad y aumentar, así, la supervivencia de estos pacientes.

El reto de la detección temprana

Aunque no está entre los cánceres más frecuentes, el de páncreas es, en la actualidad, el tercer tumor con mayor mortalidad en España, superando a la de otros mucho más frecuentes como son el de mama o próstata. A nivel mundial, es el 13º tipo tumoral por incidencia, pero el 7º por número de fallecimientos. Uno de los motivos para esta elevada mortalidad está en que, cuando se detecta, suele estar ya muy avanzado e incluso haber metastatizado a otros órganos. Todavía se conocen pocos factores que estén directamente implicados en la enfermedad, lo que hace necesario detectar nuevos marcadores y predictores de riesgo.

“La etiología del cáncer de páncreas es muy compleja, no hay un factor causante único”, explica Núria Malats. “Hasta ahora se realiza cribaje de los tumores hereditarios/familiares, pero solo lo son un 10% del total. Por este motivo, queremos ampliar el porcentaje de pacientes que se puedan beneficiar de programas de cribaje, lo que permitirá detectar la presencia de la enfermedad en las etapas tempranas todavía asintomáticas”. El objetivo último es ampliar la supervivencia de los pacientes.

Por ello, dentro del amplio porcentaje de tumores de páncreas no hereditarios/familiares, los investigadores identificarán factores genéticos e inmunitarios que permitan definir poblaciones con mayor riesgo de desarrollar este cáncer. “Se trata de un esfuerzo interdisciplinar, en el que colaboran desde médicos a investigadores básicos”, dice Raúl Rabadán. “Obtendremos información de factores genéticos y ambientales, en particular de los componentes microbiano e inmunitario, y trataremos de ver cómo interactúan los dos sistemas”.

Genoma, sistema inmunitario y microbioma

El equipo aunará esfuerzos para localizar variantes genéticas raras, así como regiones y mutaciones específicas de ADN, dentro de grandes conjuntos de datos clínicos y moleculares. Para ello, tendrán acceso a las casi 5.000 muestras de pacientes de este tipo de tumor que custodian el Biobanco del Reino Unido, el Atlas del Genoma del Cáncer, el Consorcio Internacional del Genoma del Cáncer y el Estudio Europeo sobre Enfermedades y Genética Digestivas (PanGenEU). Este último, que lidera Núria Malats, es un gran estudio europeo en el que participan seis países y en el que ya se están analizando múltiples factores de riesgo que puedan estar relacionados con este cáncer.

“Definiremos la población de alto riesgo con datos que tenemos de factores no genéticos, pero sobre todo con datos de factores genéticos, tanto las variantes más comunes como las raras”, amplía Malats. “Para ello, emplearemos los recursos que nuestro grupo ha generado en PanGenEU. Contrastaremos estas muestras con las de los demás conjuntos de datos, lo que nos permitirá ver coincidencias y aplicar y extender resultados”.

Por otro lado, algunos estudios apuntan a que podría haber una relación directa entre el cáncer de páncreas y ciertas infecciones bacterianas y víricas, una opción que también explorará el proyecto coliderado por el CNIO y la Universidad de Columbia. Los investigadores caracterizarán el microambiente del tumor, específicamente el metagenoma -el genoma del microbioma, es decir, de los microorganismos presentes en el cuerpo humano- y la expresión de proteínas importantes para la regulación del sistema inmunológico. “Puede haber un gran potencial en los biomarcadores inmunitarios y microambientales para identificar a personas con alto riesgo de desarrollar estos tumores”, explica Malats.

“Si estos esfuerzos para integrar factores clínicos, genómicos y de microambiente tienen éxito, el equipo revolucionará el cribaje y la identificación de individuos altamente susceptibles de padecer cáncer de páncreas”, ha declarado Phillip A. Sharp, premio Nobel y presidente del Comité Científico Asesor de SU2C, y colíder científico de PCC. El PCC ha otorgado otra financiación a un segundo proyecto liderado por el Dana Farber Cancer Institute y el Massachusetts Institute of Technology, que intentará identificar a personas con alto riesgo de desarrollar cáncer de páncreas a través del análisis de archivos e imágenes clínicas mediante inteligencia artificial y aprendizaje automático.

SU2C y la Fundación Lustgarten son dos de las principales organizaciones benéficas que financian la investigación más puntera del cáncer a nivel mundial. En 2012, comenzaron a colaborar para unir fuerzas en el estudio del cáncer de páncreas, esfuerzos que cristalizaron en 2018 con la creación del PCC.

Este año, además del proyecto coliderado por el CNIO y la Universidad de Columbia, el Collective ha otorgado otra financiación a un segundo proyecto del Dana Farber Cancer Institute y el Massachusetts Institute of Technology, que intentará identificar a personas con alto riesgo de desarrollar cáncer de páncreas a través del análisis de archivos e imágenes clínicas mediante inteligencia artificial y aprendizaje automático.


Volver a las noticias

Subir