Inicio | Noticias | EL CNIO recibe apoyo de la Fundación ”la Caixa” para estudiar la obesidad y algunos de los tumores más frecuentes

EL CNIO recibe apoyo de la Fundación ”la Caixa” para estudiar la obesidad y algunos de los tumores más frecuentes

21.07.2021

Ayuda a la investigación

Gracias al apoyo de la Fundación, Alejo Efeyan liderará el proyecto NUTRITHELIUM, que busca el origen de las patologías asociadas a la obesidad y cómo combatirlas

Dotado con cerca de 1 millón de euros, NUTRITHELIUM se centrará en el estudio del endotelio, “el primer órgano del cuerpo que se altera cuando hay obesidad”

Los investigadores del CNIO Óscar Llorca, Paco Real y Jon Zugazagoitia participarán en proyectos liderados por el CIMA, el CRG y el Instituto de Medicina Molecular (Portugal), respectivamente, para avanzar en los tratamientos de algunos de los tumores más frecuentes

En total la entidad ha seleccionado 30 nuevos proyectos punteros de investigación biomédica en España y Portugal en el marco de la convocatoria CaixaResearch de Investigación en Salud 2021

El investigador del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) Alejo Efeyan liderará gracias a la financiación de la Fundación ”la Caixa”, en el marco de la convocatoria CaixaResearch de Investigación en Salud 2021, el ambicioso proyecto NUTRITHELIUM, que buscará conocer el origen de las patologías asociadas a la obesidad. El proyecto, dotado con cerca de 1 millón de euros, se centrará en el endotelio, “el primer órgano del cuerpo que se altera cuando hay obesidad”, para combatir esta enfermedad que representa junto con el sobrepeso uno de los principales problemas de salud pública en el mundo.

En la misma convocatoria de ayudas, los investigadores Óscar Llorca, jefe del Grupo de Complejos Macromoleculares en la Respuesta a Daños en el ADN, Paco Real, jefe del Grupo de Carcinogénesis Epitelial, y Jon Zugazagoitia de la Unidad de Investigación Clínica de Cáncer de Pulmón H12O-CNIO dirigida por Luis Paz-Ares, reciben ayudas para avanzar en los tratamientos de algunos de los tumores más frecuentes. Estos proyectos estarán liderados por Maite Huarte del Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA), Universidad de Navarra, Juan Valcárcel, del Centro de Regulación Genómica (CRG) en Barcelona y João Barata, del Instituto de Medicina Molecular en Portugal.

La convocatoria CaixaResearch de Investigación en Salud tiene el objetivo de identificar e impulsar las iniciativas más prometedoras, de mayor excelencia científica y de mayor valor potencial e impacto social, tanto en investigación básica como en clínica, traslacional y de innovación. Un equipo de más de 540 expertos internacionales evaluó en remoto las 644 propuestas presentadas este año, de las cuales se han seleccionado los 30 mejores.

El diálogo entre células, clave para evitar la obesidad y enfermedades asociadas

La obesidad y el sobrepeso alcanzan la magnitud de epidemia y representan uno de los principales problemas de salud pública no sólo en los países desarrollados sino también en aquellos con ingresos más bajos. Según la Organización Mundial de la Salud, desde 1975 la obesidad casi se ha triplicado en todo el mundo, y ha aumentado casi cinco veces en niños y adolescentes. La obesidad está fuertemente asociada a un abanico de enfermedades como la diabetes, enfermedades cardiovasculares, trastornos en el aparato locomotor e incluso algunos cánceres como el de endometrio, mama, próstata o colon, entre otros, y se calcula que causa 2,8 millones de muertes al año en todo el mundo.

El equipo de Alejo Efeyan, jefe del Grupo de Metabolismo y Señalización Celular del CNIO estudiará los próximos 3 años cómo hacer frente a esta epidemia. Para ello, pondrá el foco en el endotelio, “el primer órgano del cuerpo que se altera cuando hay obesidad”, explica Efeyan, y cuyas células recubren el interior de los vasos sanguíneos y suministran oxígeno y nutrientes al resto de células del cuerpo. La investigación se realizará junto con Mariona Graupera del Institut Josep Carreras de Barcelona y Josep Vidal del IDIBAPS de Barcelona.

Cuando a un tejido no le llega el aporte suficiente de nutrientes activa la angiogénesis, que consiste en la formación de nuevos vasos sanguíneos. “Curiosamente, en individuos obesos el crecimiento del tejido adiposo no se acompaña de un incremento en la vascularización, lo que hace que las células adiposas estén pobremente irrigadas”. Esto conlleva a que este tejido graso funcione de manera patológica y se desencadenen parte de los problemas asociados a la obesidad.

La angiogénesis se produce gracias a un complejo diálogo entre el endotelio y las células del tejido en el que se encuentra, del que se conoce muy poco. “El endotelio tiene una sensibilidad única a los nutrientes, y es el único tejido que debe crecer precisamente cuando no tiene nutrientes para hacerlo y las señales que recibe le dicen que no lo haga”, dice Efeyan. “Si forzamos el endotelio a crecer el metabolismo del tejido graso mejora”, añade.

El proyecto analizará cómo las células del endotelio detectan y responden a los nutrientes, y cómo se comunican con el tejido adiposo que las rodea en un organismo sano y cuando hay obesidad. “Nuestro principal objetivo es restablecer un diálogo saludable entre células y así corregir la obesidad y enfermedades asociadas, como la diabetes”, concluye.

Nuevas terapias para frenar algunos de los tumores más frecuentes en España y en el mundo

El investigador del CNIO Óscar Llorca, jefe del Grupo de Complejos Macromoleculares en la Respuesta a Daños en el ADN, estudiará el desarrollo de nuevas terapias contra el cáncer colorrectal en un proyecto liderado por Maite Huarte del CIMA, Universidad de Navarra, y en el que también participa Fernando Moreno del CNB-CSIC.

Recientemente se ha visto cómo los ARN largos no codificantes (lncRNAs), unas moléculas que regulan la expresión de los genes, contribuyen a la habilidad de división de las células cancerígenas, entre ellas las del cáncer de colon. El proyecto investigará cómo los lncRNAs influyen en el desarrollo del cáncer de colon, un conocimiento que servirá para identificar nuevas estrategias terapéuticas contra este tipo de tumores.

Llorca, experto en la tecnología de criomicroscopía de alta resolución –una técnica que ha avanzado de manera espectacular y que permite ahora visualizar moléculas con detalle atómico- estudiará la estructura de estos singulares ARNs. Estos conocimientos serán esenciales para el desarrollo de nuevas terapias eficaces contra esta enfermedad.

Por otra parte, Paco Real y Juan Valcárcel, del CRG y quien lidera el proyecto, estudiarán un nuevo gen supresor tumoral (RBM10) en el que llevan varios años colaborando y buscarán nuevas dianas para frenar la progresión del cáncer de vejiga y páncreas.

El gen RBM10 regula procesos relacionados con el desarrollo. En los últimos años se ha descrito también que RBM10 presenta mutaciones en un 10% de los casos de cáncer de pulmón, un 5-8% de los de vejiga y un 5% de los de páncreas, entre otros. Juntos, suman un millón y medio de casos nuevos diagnosticados cada año en todo el mundo.

El bloqueo de RBM10 reduce el cáncer de pulmón en modelos animales de ratón, lo que lo convierte en una posible diana para el tratamiento de esta enfermedad. El proyecto investiga ahora las consecuencias de la inactivación de RBM10 en los tejidos normales y en los tumores de vejiga y páncreas, con el objetivo de identificar nuevas dianas terapéuticas y frenar su progresión.

El investigador Jon Zugazagoitia, de la Unidad de Investigación Clínica de Cáncer de Pulmón H12O-CNIO dirigida por Luis Paz-Ares, participará en un proyecto liderado por João Barata, del Instituto de Medicina Molecular (Portugal), en el que buscarán nuevos fármacos para la inmunoterapia en el cáncer de pulmón. En el proyecto participará también Luis Álvarez-Vallina, del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid.

El cáncer de pulmón es el tumor con mayor mortalidad. Los fármacos inmunoterápicos que bloquean la proteína PD-1 han revolucionado la supervivencia de estos pacientes en los últimos años al reforzar la respuesta inmunitaria contra las células cancerígenas. Sin embargo, muchos pacientes progresan al cabo del tiempo y desarrollan metástasis, lo que pone en evidencia la necesidad de nuevas aproximaciones terapéuticas.

El proyecto se centrará en dilucidar el papel de la proteína IL-7R en el desarrollo y resistencia terapéutica del cáncer de pulmón. Está proteína, clave en la respuesta inmune, puede ser utilizada por las células tumorales para favorecer la progresión tumoral y la resistencia al bloqueo del eje PD-1. Los investigadores desarrollarán nuevas estrategias para bloquear esta proteína y poder revertir la resistencia a la inmunoterapia, con el objetivo último de disponer de nuevas y mejores estrategias de tratamiento para aquellos pacientes con cáncer de pulmón que no obtienen un beneficio significativo con los inhibidores del eje PD-1.

Volver a las noticias

Subir