Inicio | Noticias | El CNIO incorpora a siete nuevos jóvenes investigadores e investigadoras del cáncer gracias a la solidaridad de sus donantes

El CNIO incorpora a siete nuevos jóvenes investigadores e investigadoras del cáncer gracias a la solidaridad de sus donantes

07.04.2022

Ayúdanos a erradicar el cáncer

Seis de los siete nuevos investigadores e investigadoras financiados por el programa Amigos del CNIO de 2022. De izquierda a derecha, Ana Maria Roncero, Lluís Cordón, Diana Vara, Federico Virga, Albert Harguindey y Yurena Vivas. /Laura M. Lombardía. CNIO


El apoyo a la iniciativa Amigos de CNIO de más de 2.300 donantes, entre particulares, empresas y asociaciones, ha permitido recaudar más de 2,8 millones de euros durante sus siete años de trayectoria

El programa Internacional de Contratos Amigos/as del CNIO se provee con estos fondos para retener talento joven en España y abrir líneas de investigación novedosas contra la metástasis, los tumores pancreáticos o de mama y los cambios en el metabolismo, entre otras cuestiones

Uno de los contratos de esta convocatoria está financiado por la Fundación Domingo Martínez, que ha aportado 100.000 euros en dos años a un proyecto dirigido fundamentalmente a encontrar nuevas estrategias terapéuticas contra la metástasis

El Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) ha incorporado en 2022 a siete nuevos jóvenes investigadores e investigadoras, contratados gracias a las donaciones de los Amigos del CNIO. Gracias a las donaciones de miles de Amigos con los que cuenta esta iniciativa, el número de plazas para este Programa Internacional de Contratos Amigos/as del CNIO, altamente competitivo, continúa aumentando. Así, en 2022, serán siete los/as científicos/as que realizarán su estancia postdoctoral en el Centro para llevar a cabo proyectos punteros de investigación del cáncer. En total ya han sido financiados gracias a este programa un total de 26 jóvenes investigadores desde el año 2016, en el que tuvo lugar la primera promoción de seleccionados.

La razón de ser de la iniciativa filantrópica Amigos del CNIO se resume en una frase de la directora científica del CNIO, Maria A. Blasco: “Somos cada vez más conscientes de que las cosas dependen también de nosotros, de que cada uno de nosotros también somos parte de la solución. Podemos ayudar a que el mundo sea mejor participando personalmente en ello”. 

Y es que el cáncer sigue siendo una de las principales causas de muerte en el mundo. Solo en España, se calcula que durante 2022 se diagnosticarán más de 270.000 nuevos casos. La supervivencia está aumentando en todo el mundo gracias a la prevención y al desarrollo de nuevos tratamientos, pero todavía hay tipos tumorales que presentan un gran desafío. La investigación es crucial para conseguir revertir las cifras de fallecimientos y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Amigos/as del CNIO es una iniciativa puesta en marcha a finales de 2014 para acercar la investigación del cáncer a la sociedad y fomentar la filantropía como fuente de financiación adicional para la ciencia. Siete años después, Amigo/as del CNIO reúne a más de 2.300 donantes, entre particulares, empresas y asociaciones. Gracias a su generosidad y apoyo incondicional, el CNIO ha recaudado 2,8 millones de euros, destinados al Programa Internacional de Contratos Amigos/as del CNIO para retener talento joven en España, atraer talento internacional y abrir líneas de investigación novedosas contra el cáncer, sobre cuestiones tan esenciales como la metástasis, el cáncer infantil o los tumores renales y hepáticos, entre otras.   

Una de las nuevas ayudas postdoctorales cubierta con esta convocatoria está financiada por la Fundación Domingo Martínez,que, con motivo de la celebración el pasado año 2021 de su 50º aniversario, firmó un acuerdo de colaboración con el CNIO para cumplir uno de sus fines fundacionales, el apoyo a la investigación científica, en este caso, a la investigación del cáncer.

Esta Fundación aportó un total de 100.000 euros para el estudio del microambiente tumoral durante dos años (2022 y 2023), es decir, el contexto celular en el que se desarrolla el cáncer, del que se sabe que tiene un papel decisivo en la progresión de los tumores. Las células tumorales no crecen aisladas, sino que establecen interacciones con el entorno que las rodea. Este es, además, el paso previo para diseminarse a otros órganos y tejidos. El microambiente tumoral es un área de investigación en auge, dirigida fundamentalmente a encontrar estrategias terapéuticas contra la metástasis que, en la actualidad, es la causante del 90% de los fallecimientos por cáncer.

Del cáncer pancreático a las nuevas dianas y fármacos para bloquear la metástasis 

Los propios investigadores e investigadoras explican la actividad que están llevando a cabo en 2022 en el centro gracias a Amigos/as del CNIO:

Yurena Vivasen el Grupo de Metabolismo y Señalización Celular. Contrato Amigos/as del CNIO – Fundación Domingo Martínez. Yurena Vivas trabaja sobre la posible contribución de factores no autónomos en la progresión del cáncer pancreático: “Exploramos cómo el microambiente condiciona la transformación de las células sanas en células tumorales, más allá de la aparición de mutaciones o en combinación con ellas, en el contexto del carcinoma de páncreas”, explica.

Laura Noguésen el Grupo de Microambiente y Metástasis. Investiga el uso del inhibidor de moléculas pequeñas NGFR (THX-B) como terapia anti-metastásica en el melanoma, solo o en combinación con las inmunoterapias actuales, así como los mecanismos subyacentes en estos procesos: “El objetivo principal de mi investigación es encontrar nuevas dianas para bloquear la metástasis del melanoma y evitar el desarrollo de resistencias a las terapias aplicadas”, señala. 

Lluís Cordónen el Grupo de Metástasis Cerebral. Estudia el desarrollo de la metástasis usando la tecnología de “organoides de cerebro”, una representación del cerebro del paciente, a fin de establecer estrategias efectivas para esta enfermedad: “La eficiencia farmacológica frente a distintos tipos de cáncer, alarga cada vez más la esperanza de vida de los pacientes, pero a la vez aumenta la incidencia de metástasis cerebral convirtiéndose en un problema clínico de gran relevancia y sin terapias efectivas. Nuestro objetivo es evitar que el tumor llegue a controlar los mecanismos de defensa del cerebro en su propio beneficio”, destaca.

Ana María Ronceroen la Unidad de Investigación Clínica de Cáncer de Mama. Trabaja para descubrir nuevas terapias contra el tipo de cáncer más frecuente en las mujeres: “Investigo con organoides tumorales derivados de pacientes con cáncer de mama metastásico con el objetivo de encontrar terapias precisas y personalizadas para pacientes con tumores de mama avanzado Triple Negativo (TNNBC) y hormonales positivos”, detalla. 

Albert Harguindeyen el Grupo de Factores de Crecimiento, Nutrientes y Cáncer. Busca resolver la estructura básica de URI para entender su estrecha relación con el cáncer y poder proponer nuevas estrategias de terapia basadas en afectar a las interacciones de este complejo proteínico.

 “Trabajo en dilucidar la estructura tridimensional y proveer un modelo atómico para el complejo de proteínas de la prefoldina unconvencional interactora de RPB5 (URI)”, concreta.

Diana Vara, en el Grupo de División Celular y Cáncer. Estudia cómo encontrar nuevas dianas terapéuticas para la prevención y el tratamiento de estas dolencias, mejorando la vida de los pacientes, puesto que los cambios en el metabolismo tienen implicaciones en cáncer y en otras enfermedades: “Analizo cómo MASTL-PP2A/B55, una vía de señalización involucrada en mitosis, regula el metabolismo”, resalta.

Federico Virga, en el Grupo de Oncología Experimental. Su investigación tiene como objetivo mejorar el tratamiento de estos tumores, que se encuentran entre los tipos de cáncer más agresivos y letales. “Mi proyecto se centra en cómo aumentar la respuesta antitumoral del sistema inmune en el contexto del cáncer de páncreas y pulmón inducidos por oncogenes KRAS”, explica. 

El Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) es una institución española dedicada a la investigación, el diagnóstico y el tratamiento del cáncer, que dirige la científica Maria A. Blasco. Durante 2021, el CNIO ha publicado un total de 254 artículos científicos, 52 de ellos en revistas con factores de impacto (IF) entre 10 y 15, y 43 en revistas con IF mayor de 45. Según el Nature Index de finales de 2021, el CNIO ocupa la segunda posición entre centros del cáncer en Europa, y la octava a nivel mundial. 

Volver a las noticias

Subir