Inicio | Noticias | Desvelada una estrategia con que las células más agresivas del cáncer de páncreas escapan a las defensas del organismo

GUT. Desvelada una estrategia con que las células más agresivas del cáncer de páncreas escapan a las defensas del organismo

30.05.2024

Contribuye a la investigación

Susana García-Silva, investigadora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO). /Laura M. Lombardía. CNIO

Las células responsables de que el cáncer de páncreas invada otros órganos se ‘camuflan’ entre las células del sistema inmunitario usando una de sus propias proteínas de defensa

Es una de las razones por las que la inmunoterapia no es efectiva en cáncer de páncreas. “Entender este mecanismo facilitará el desarrollo de una inmunoterapia que funcione también en páncreas”, afirma Susana García-Silva, del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO)

El estudio se publica en Gut

El cáncer de páncreas se suele detectar en fases avanzadas y es muy resistente a la quimioterapia. Parte de su agresividad se atribuye a que algunas de sus células, las llamadas células madre del cáncer, tienen el poder de reiniciar el tumor, y además escapan al sistema de defensa del organismo. Después de décadas queriendo entender cómo lo consiguen, grupos de investigación españoles desvelan ahora su estrategia: las células madre del cáncer de páncreas eluden a las células defensivas disfrazándose con una proteína que habitualmente sirve para defensa.

Este hallazgo podría facilitar el que tratamientos basados en inmunoterapia funcionen también en cáncer de páncreas, como indica Susana García-Silva, investigadora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO): “El reto ahora es bloquear la proteína que hemos identificado, y ver si es una terapia eficaz contra el cáncer de páncreas por sí sola o como un tratamiento combinado”. 

“Las inmunoterapias, que redirigen contra el tumor a las defensas naturales del organismo, son hoy día el tratamiento más eficaz contra el cáncer en fases avanzadas. Pero en cáncer de páncreas no están funcionando”, explica García-Silva. “Para que sean efectivas también en cáncer de páncreas debemos entender las estrategias de inmuno-escape del tumor, sobre todo las de las células madre del cáncer, puesto que son ellas las que sostienen el crecimiento del tumor”.  

García-Silva, del Grupo de Microambiente y Metástasis del CNIO, es coautora de este estudio, en el que se han empleado modelos animales y muestras de pacientes, y se publica en la revista Gut

Son también coautores Juan Carlos López-Gil, del Instituto Ramón y Cajal de Investigación Sanitaria (IRYCIS), de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y del Instituto de Investigaciones Biomédicas Sols-Morreale (IIBM-CSIC-UAM); Bruno Sainz, del CIBERONC, del IRYCIS y del IIBM-CSIC-UAM; y Christopher Heeschen, del Candiolo Cancer Institute (IRCCS), en Italia, y antiguo jefe de grupo en el CNIO. 

Una proteína antibacteriana y relevante en el cáncer

La proteína con que las células madre del cáncer de páncreas se protegen de las células de defensa ha sorprendido a García-Silva. Se llama PGLYRP1 y pertenece una familia de proteínas presente en organismos tan distintos como insectos y mamíferos, lo que en general implica que ha sido conservada a lo largo de la evolución porque cumple un papel importante. 

Lo que el nuevo estudio desvela es que también lo tiene en cáncer, de forma inesperada. La función normal de PGLYRP1 es formar parte del sistema inmunitario como agente de respuesta a los de ataques de bacterias; las células madre del cáncer de páncreas, sin embargo, la usan para otra tarea: disfrazarse de células del sistema de defensa y camuflarse así, precisamente, entre las células que deben destruirlas. 

“Se sabía ya que las células tumorales usan proteínas del sistema de defensa para disfrazarse y lograr escapar, pero el uso de una proteína con propiedades anti-bacterianas como estrategia de inmuno-resistencia en cáncer no había sido descrito”, afirma García-Silva. 

Nuevas terapias en desarrollo

Ahora sabemos que el papel de PGLYRP1 en el cáncer de páncreas “es bastante relevante”, indica la investigadora del CNIO. “Si una célula de cáncer de páncreas está sola y se tiene que enfrentar al sistema inmunitario, necesita esta proteína para esquivarlo, crecer y generar un tumor. PGLYRP1 es importante en los primeros momentos de la formación del tumor, y también para la formación de metástasis, que es otro momento en el que pocas células se enfrentan al sistema inmunitario”. 

“Cuando eliminamos PGLYRP1 de las células tumorales vemos que el sistema inmunitario responde atacándolas, lo que impide que se forme el tumor primario y que estas células se diseminen formando metástasis”, dice Sainz. “Ahora estamos desarrollando terapias que sirvan para bloquear o eliminar esta proteína con la esperanza de poder combinarlas con los tratamientos actuales y atacar por otro frente a las células madre”.

Financiación

El proyecto ha sido financiado por la Fundación La Caixa (@FundlaCaixa), la Fundación Fero (@FundacionFero), la Asociación Cáncer de Páncreas (ACANPAN, @ACanPan), la Asociación Española de Pancreatología (AESPANC, @AESPANC), la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC, @ContraCancerEs), el Instituto Carlos III (ISCIII, @SaludISCIII) y el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades (MICIU), así como el programa de tumores gastrointestinales del CIBERONC.

Volver a las noticias

Subir