Noticias CNIO

‘Amigos del CNIO’ impulsa la investigación del cáncer sobre nanopartículas y división celular

Madrid, 5 de marzo, 2018

Esta iniciativa de filantropía ha financiado ya cinco contratos posdoctorales y una beca predoctoral para avanzar en la investigación del cáncer

Los nuevos receptores de los contratos postdoctorales son Carolina Maestre, que investigará los mecanismos de la división celular en los tumores, y Sebastián Thompson, que lo hará en el campo de la nanotecnología y su aplicación en el tratamiento del cáncer

La iniciativa suma ya más de 1000 donantes, entre personas físicas y jurídicas –asociaciones, fundaciones y empresas–

Amigos del CNIO busca sumar esfuerzos para la investigación del cáncer, bajo el lema ‘Más investigación menos cáncer’. Gracias a esta iniciativa solidaria y sus ya más de 1.000 donantes el CNIO cuenta con el programa de becas y contratos Amigos del CNIO para la atracción de talento investigador, a los que se suman ahora dos nuevos contratos postdoctorales con Carolina Maestre, del Grupo de División Celular y Cáncer dirigido por Marcos Malumbres, y Sebastián Thompson, del Grupo de Factores de Crecimiento, Nutrientes y Cáncer liderado por Nabil Djouder. 

Sebastián Thompson y Carolina Maestre, receptores de los últimos contratos de Amigos del CNIO./ CNIO
Sebastián Thompson y Carolina Maestre, receptores de los últimos contratos de Amigos del CNIO./ CNIO

“Quiero dar las gracias a todas las personas que han colaborado con esta iniciativa que me está permitiendo continuar con mi carrera científica en España”, subraya Maestre. “Me gustaría animar a todo el mundo a colaborar, cada uno en la medida de sus posibilidades, porque a la larga todos vamos a poder beneficiarnos de los resultados que se obtengan”, añade.

Esta licenciada en Biología y Bioquímica fue Premio Extraordinario de Doctorado en la Universidad de Salamanca en 2009 gracias a su investigación sobre los mecanismos de re-activación aberrante del ciclo celular responsables de la pérdida de neuronas en algunas enfermedades neurodegenerativas o tras un ictus. En 2011 se incorporó al Wolfson Institute for Biomedical Research (University College London) donde estudió la regulación del metabolismo energético durante la entrada en el ciclo celular en cáncer. Desde 2014 forma parte del Grupo de División Celular y Cáncer del CNIO, liderado por Marcos Malumbres. 

“Desde entonces, mi investigación se ha centrado en el estudio de la progresión de la mitosis, concretamente en el potencial de algunas proteínas mitóticas como nuevas dianas terapéuticas para el tratamiento del cáncer”, explica Maestre. “Hemos identificado una molécula reguladora de la mitosis que está implicada en la supervivencia de las células tumorales durante su división, y pensamos que si conseguimos inhibir su función, podríamos atacar la proliferación tumoral. Así pues, nuestro objetivo es evaluar la relevancia terapéutica de la inhibición de esta molécula en células cancerígenas, para lo cual emplearemos modelos genéticos y colaboraremos con el Programa de Terapias Experimentales del CNIO”.

Thompson es licenciado en Química por la Universidad de Buenos Aires. Realizó su doctorado en la Universidad de la Ciudad de New York (CUNY) en terapias anticancerígenas que usan luz y nanotecnología. Tras su paso por el Instituto de Ciencias Fotónicas de Barcelona y la Universidad de Northwestern en Chicago, llegó al CNIO en febrero de 2017.

Su trabajo se centra en las nanopartículas, especialmente en resolver algunas dificultades asociadas a su uso. “En los últimos años –explica–, el mayor problema es la localización de los compuestos químicos de tamaño nano (nanopartículas) en el tumor (esta es la razón por la cual la terapias nanotecnológicas no se aplican en carcinomas humanos todavía). Estamos llegando al tumor solamente con el 1% de lo que inyectamos. El resto se lo lleva el hígado u otros órganos sanos”. 

Gracias a Amigos del CNIO, seguirá trabajando “en encontrar la forma de llevar mayor cantidad de estas nanopartículas a los tumores. Encontrar la forma de dirigir más eficientemente las nanopartículas hacia los tumores nos abre el camino a poder aplicar los últimos avances de la nanotecnología al tratamiento del cáncer”. 

“Iniciativas como Amigos del CNIO ofrecen la posibilidad de que se premie a ciertos científicos teniendo en cuenta el potencial de sus proyectos y el nivel de innovación. Desde el punto de vista del donante, ver que su dinero está siendo utilizado para un fin deseado me parece muy enriquecedor y necesario”, asevera Thompson.

Acerca de Amigos del CNIO

La iniciativa Amigos del CNIO surgió a finales de 2014 con el objetivo de recaudar fondos para financiar diferentes proyectos de investigación desarrollados en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas y, de este modo, continuar con los esfuerzos para mejorar el diagnóstico y tratamiento del cáncer. Hasta la fecha, cuenta con más de 1.000 donantes cuya generosidad ha permitido la puesta en marcha de cinco becas postdoctorales (las aquí citadas y otra más fruto del acuerdo con Juegaterapia) para el estudio de esta enfermedad.

Contacto

  • Responsable del Departamento de Comunicación
  • Nuria Noriega
  • Técnico de Comunicación
  • Cristina de Martos
  • Correo-e comunicacion@cnio.es
  • Teléfono +(34) 917 328 000