Inicio > Acerca del CNIO > Noticias CNIO, Año 2013 > Óscar Fernández-Capetillo recibe el II Premio Nacional de Investigación...

Noticias CNIO, Año 2013

Óscar Fernández-Capetillo recibe el II Premio Nacional de Investigación en Cáncer “Doctores Diz Pintado”

Madrid, 29 de enero, 2013

El galardón reconoce el esfuerzo y la trayectoria científica del mejor joven investigador, nacido a partir de 1967, dentro o fuera de España, en la investigación contra el cáncer

Fernández-Capetillo dirige el grupo de Inestabilidad Genómica en el CNIO y su trabajo de laboratorio se ha especializado en el estudio del estrés replicativo

El investigador del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) Óscar Fernández-Capetillo (Bilbao, 1974), que dirige el grupo de Inestabilidad Genómica, recibió ayer en Salamanca el II Premio Nacional de Investigación en Cáncer “Doctores Diz Pintado”, convocado por la Fundación para la Investigación del Cáncer de la Universidad de Salamanca en memoria de los doctores Manuel y Alfonso Diz Pintado.

El premio, que en su edición de 2012 el jurado ha otorgado a Fernández- Capetillo, pretende reconocer el esfuerzo y la trayectoria científica del mejor joven investigador, nacido a partir de 1967, realizada dentro o fuera de España, que haya supuesto la generación, desarrollo y aplicación de los nuevos conocimientos biológicos y clínicos sobre el cáncer.

La inestabilidad genómica es un área destacada en la investigación oncológica que se define como la presencia de múltiples anomalías en la estructura o la secuencia de los cromosomas. El origen de muchos de estos cambios es que la molécula de ADN se parte, lo que hace que los cromosomas puedan reordenarse de maneras anómalas, en algunos casos generando nuevas combinaciones que favorecen el crecimiento del tumor. El hecho es que la molécula de ADN es frágil y puede partirse.

Todo parece indicar que la inestabilidad genómica es una característica prácticamente universal de todos los tumores y que los diferencia del tejido sano. Desde este punto de vista, Fernández-Capetillo persigue que “esta propiedad distintiva se pueda convertir en el talón de Aquiles de los tumores, y que permita diseñar estrategias que maten de manera selectiva a las célula tumorales”.

Y añade: “Por otra parte, estamos empezando a comprender que el daño en el ADN no es sólo fuente de cáncer, sino también de envejecimiento, lo que hace que este tema de investigación esté en la médula de dos problemas fundamentales de salud”.

Mediante el estudio de la inestabilidad genómica, se buscan nuevos mecanismos que, basándose en la inestabilidad genómica, consigan eliminar de forma selectiva células tumorales. De manera que a largo plazo estos estudios básicos o fundamentales se transfieran a la clínica, al tratamiento de los pacientes.

ESTUDIO DEL ESTRÉS REPLICATIVO

El laboratorio del CNIO que dirige Fernández‐Capetillo se ha centrado en el estudio de una fuente de daño al ADN conocida como estrés replicativo, el cual se genera cada vez que una célula tiene que hacer una nueva copia de su material genético. Estudios de 2005 demostraron que los tumores tenían cantidades elevadas de este tipo de daño.

El grupo del galardonado ha explorado cuáles son las herramientas que poseen las células para proteger su genoma de este tipo de daño, y cómo explotar ese conocimiento para generar estrategias de quimioterapia antitumoral.

De este modo han generado compuestos que son preferencialmente tóxicos para la células que presentan estrés replicativo, como es el caso de los tumores. Además de su investigación del cáncer, el grupo que dirige Fermández-Capetillo demostró que el estrés replicativo puede ser también fuente de envejecimiento.

Contacto

  • Responsable del Departamento de Comunicación
  • Nuria Noriega
  • Técnico de Comunicación
  • Cristina de Martos
  • Correo-e comunicacion@cnio.es
  • Teléfono +(34) 917 328 000